Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario estadounidense del Tesoro Jack Lew (D) y el ministro brasileño de Finanzas Henrique Meirelles comparecen ante la prensa en Brasilia, el 27 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

El Secretario del Tesoro de Estados Unidos, Jack Lew, dijo este martes que Brasil está "listo" para retomar el crecimiento económico, pero que tiene grandes "desafíos" por delante antes de dejar atrás su peor recesión en un siglo.

"Brasil parece estar listo para volver a crecer después de su peor recesión en cien años (...) El gobierno está dando pasos importantes y ambiciosos para recuperar la economía y dar una mayor confianza al sector privado", señaló Lew en Brasilia, segunda escala de una gira por América Latina que incluyó Argentina y seguirá por Colombia y México.

"El camino por delante es desafiante y requerirá que el Congreso apruebe reformas estructurales, pero creo que el camino que está siendo trazado es el correcto para recolocar a Brasil en una base sólida", añadió en una breve declaración junto a su par local, Henrique Meirelles.

Ambos funcionarios se reunieron para discutir las principales líneas de Brasil para ajustar su golpeada economía: una reforma para limitar el gasto público, otra para flexibilizar el mercado de trabajo y una tercera que pretende cambiar el sistema de jubilaciones.

Todas esas iniciativas, además de impopulares, requieren enmiendas constitucionales y mayorías especiales en el Congreso.

- Temer, la figura clave -

Lew también se reunió con el presidente Michel Temer, quien asumió el 31 de agosto después de la destitución de la izquierdista Dilma Rousseff a manos del Senado, acusada de adulterar las cuentas públicas.

Identificado con políticas conservadoras, Temer gobernará hasta fines de 2018 y completará el mandato de su exaliada y compañera de fórmula. Su apuesta más ambiciosa es pasar la economía brasileña de un modelo de sesgo intervencionista a uno con mayores libertades, que incluye en su menú privatizaciones y un fuerte ajuste.

Cuenta con el aval de la industria y del mercado. Pero no lo acompañan los números.

El PIB brasileño cayó 3,8% en 2015 y proyecta retroceder otro 3% en 2016, su mayor pérdida de riqueza en un siglo. Con el desempleo en niveles récord y una persistente inflación, este año terminará con un rojo fiscal superior a los 53.000 millones de dólares.

Un funcionario de alto rango del Tesoro estadounidense dijo en Brasilia que el capital político de Temer, que presidió la Cámara de Diputados tres veces, será clave para conseguir que el Congreso dé luz verde a la reforma de las jubilaciones.

"El sistema ha mostrado claramente que está en niveles que ya no son sustentables", señaló antes de agregar que la gira de Lew por América Latina "es una oportunidad para reforzar el trabajo ya hecho y demostrar lo importante que es la región para Estados Unidos, una región que ha mostrado el deseo de mejorar las relaciones con Estados Unidos".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP