Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Logotipo del constructor automovilístico alemán Volkswagen en la entrada principal de la sede de la empresa en Wolfsburgo (centro de Alemania), el 23 de septiembre de 2015

(afp_tickers)

El Instituto brasileño del Medio Ambiente (Ibama) impuso una multa de 50 millones de reales (USD 13,3 millones) a Volkswagen Brasil por haber manipulado motores diésel en el gigante sudamericano, según anunció este jueves el gobierno.

El ejecutivo indicó también a través de un comunicado que el organismo de protección del Medio Ambiente pidió a Volkswagen que presente un plan de corrección de los vehículos donde fue instalado el programa para alterar los resultados de las pruebas anticontaminación.

El gobierno del mayor país de Sudamérica afirmó que la multa impuesta al gigante automovilístico alemán es la máxima posible que estipula para este delito la ley ambiental brasileña.

Volkswagen, que ya reconoció haber manipulado once millones de vehículos en todo el mundo, admitió el pasado 22 de octubre que trucó 17.057 camionetas del modelo Amarok en Brasil.

La casa alemana indicó entonces en un breve escrito que los modelos de 2011 y algunos de 2012 de estos vehículos fabricados en Argentina estaban equipados con un sistema que podía "mejorar los resultados" de las mediciones de emisiones contaminantes en los laboratorios con el objetivo hacer pasar a sus autos por más ecológicos de lo que son.

Según Volkswagen, "todos los demás productos de la marca ofertados en el mercado brasileño equipados con motores de gasolina o polycarburante Total Flex respetan las normas sobre las emisiones".

La explosión del escándalo de las emisiones provocó un seísmo en este gigante del motor, que es objeto de varias investigaciones judiciales en distintos países como Alemania, Francia o Italia. También se han presentado denuncias en varios lugares como Estados Unidos, donde se destapó el caso.

AFP