Brasil no tiene "ningún problema" con el presidente electo de Argentina, aseguró el martes el ministro de Economía brasileño, Paulo Guedes, al ser consultado sobre el Mercosur, el bloque comercial que ambos países integran junto con Paraguay y Uruguay.

Tanto Guedes como el presidente de Brasil, el derechista Jair Bolsonaro, habían advertido que una victoria del peronista de centroizquierda Alberto Fernández en las presidenciales de Argentina haría peligrar el acuerdo vigente desde 1991, porque amenazaría la continuidad de las políticas de libre mercado del actual presidente argentino Mauricio Macri.

Pero un día después de que el propio canciller brasileño, Ernesto Araújo, insistiera con la posibilidad de una salida de Brasil del Mercosur si Fernández cambia el rumbo con respecto a Macri, Guedes descartó que esto sea un problema, siempre y cuando el nuevo gobierno argentino comparta la apuesta por la apertura del bloque hacia otros mercados.

Consultado en Washington sobre el futuro del Mercosur tras la firma de un histórico acuerdo con la Unión Europea (UE) después de 20 años de arduas negociaciones, Guedes confió en la pronta ratificación por todas las partes, incluida Argentina.

El Mercosur "es muy importante para nosotros. Estamos buscando bases más altas, esperamos que vengan con nosotros y con la UE", dijo Guedes durante una conferencia en Washington del centro de estudios Peterson Institute for International Economics (PIIE).

"Mi expectativa es que nos sigan, es lo razonable. Deberían hacerlo. Es importante para ellos (...) Perdieron, como nosotros, 10, 20 años con una economía cerrada", agregó.

Y para sorpresa del moderador, apuntó: "Y no tenemos ningún problema con el nuevo presidente de Argentina, en la medida en que estemos buscando bases más altas juntos, no hay ningún problema".

Fernández asumirá la presidencia de Argentina el 10 de diciembre junto a su compañera de fórmula, la exmandataria Cristina Kirchner (2007-2015), conocida por sus políticas proteccionistas de izquierda.

El lunes, en declaraciones al diario Valor económico, Araújo admitió que la ruptura de Brasil con el Mercosur es un escenario posible ante lo que parece ser una "visión profunda en Argentina que va en contra de los postulados básicos" del bloque.

En su cuenta en Twitter, la asesora económica de Fernández, Paula Español, afirmó que "firmar acuerdos por el solo hecho de 'dar señales al mundo', sin contemplar impactos en materia de desarrollo, como buscó la actual gestión en el caso de Unión Europea-Mercosur, no es el camino".

Araújo enfatizó que ante las dudas sobre "la utilidad del bloque", el gobierno de Bolsonaro apostó por el Mercosur y trabajó en ese sentido con Macri.

"No podemos decir que es un proyecto incuestionable que durará para siempre, pase lo que pase. Mercosur no es solo un nombre, una bandera voladora. Si el proyecto está distorsionado, debe ser repensado", dijo.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes