AFP internacional

El ministro de Finanzas de Brasil, Henrique Meirelles, durante un foro con inversores en Sao Paulo el 4 de abril de 2017

(afp_tickers)

El gobierno brasileño proyectó este viernes que el déficit del sector público llegará al 1,8% del PIB en 2018, muy por encima del 1,1% estimado inicialmente, por una merma de la recaudación impositiva.

El resultado fiscal primario -antes del pago de los intereses de la deuda- fue estimado ahora en 131.300 millones de reales (unos 41.735 millones de dólares al cambio actual), en lugar de 79.000 millones calculados inicialmente, en otra señal de las dificultades que enfrenta el país para salir de la peor recesión de su historia.

"Son los efectos de la crisis de 2016 y 2015 en la economía, es un efecto desfasado principalmente en la recaudación", dijo el ministro de Hacienda, Henrique Meirelles, en una rueda de prensa.

"No son números que puedan sorprender. Son realistas", añadió.

La economía brasileña descarriló en 2015 con una contracción del PIB de 3,8%, seguida por otra del 3,5% en 2016, y el gobierno espera que haya una modesta recuperación del 0,5% en 2017 y un crecimiento del 2,5% en el siguiente.

Meirelles aseguró que Brasil ya da señales de estar abandonando la crisis y dejará el rojo fiscal en 2020: "Felizmente la economía ya está saliendo".

La semana pasada, el gobierno anunció un recorte de gastos de 42.100 millones de reales para este año, que junto a otras medidas de ajuste buscarán cumplir el objetivo de terminar el año con un déficit de 143.200 millones de reales (45.500 millones de dólares) en el sector público, equivalente al 2,1% del Producto Interno Bruto (PIB).

En 2016, el resultado primario equivalió al 2,49% del PIB, según datos actualizados por el Banco Central.

Meirelles apuntó que en 2017 la inflación será de 4,3%, por debajo del centro de la meta (4,5% con un margen de tolerancia de un punto y medio) y en 2018 será de 4,5%.

Durante la presentación de las llamadas "directrices presupuestarias", Meirelles señaló que la tasa de interés media de 2018 será de 9%, inferior al 12,25% vigente. Ese nivel se mantendrá hasta el 2020.

En 2018, el real cotizará a 3,3 unidades por dólar, de acuerdo con las proyecciones.

AFP

 AFP internacional