Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos hombres en la sede de la bolsa de valores de Sao Paulo, Brasil, el 22 de septeimbre de 2015

(afp_tickers)

Brasil registró un superávit de cuenta corriente de 1.397 millones de dólares en marzo, el mejor resultado para ese mes en doce años, gracias a un buen resultado de su balanza comercial, informó el martes el Banco Central.

El saldo permitió reducir al 1,1% del PIB el rojo en la medición a doce meses.

El gigante sudamericano anotó un "expresivo saldo comercial" de 6.935 millones de dólares en el tercer mes del año, según el organismo, lo que permitió que la cuenta corriente tuviera su mejor marzo desde 2005.

En los últimos doce meses, las transacciones corrientes anotaron un déficit de 20.600 millones de dólares.

Sumergido en la peor recesión de su historia, Brasil comenzó el 2017 con un rojo de su cuenta corriente de 5.085 millones de dólares en enero y otro de 936 millones en febrero, equivalentes al 1,31% y al 1,24% del Producto Interno Bruto (PIB), respectivamente..

La mayor economía latinoamericana proyecta cerrar este año con un saldo negativo de 30.000 millones de dólares en su cuenta corriente, frente a los 23.530 millones que acumuló en 2016, según datos actualizados del BCB.

En lo que va de 2017, el déficit acumulado es de 4.624 millones de dólares, casi 3.000 millones menos que en el primer trimestre de 2016.

En marzo, las inversiones extranjeras directas (IED) sumaron 7.109 millones de dólares, un aumento de 27,9% en relación al mismo mes del año anterior.

Brasil recibió 78.929 millones en IED en 2016 y para 2017 proyecta un ingreso de 75.000 millones de dólares.

Las reservas internacionales del país sumaron 375.300 millones de dólares en marzo, 20 millones menos que el mes anterior, informó el BCB.

El gobierno conservador de Michel Temer impulsa un programa de medidas de austeridad para reequilibrar las cuentas públicas y recuperar la confianza de los inversores.

El resultado de cuenta corriente -uno de los principales indicadores de solvencia de un país- incluye la balanza comercial, los servicios (entre ellos el turismo) y las transferencias de dividendos empresariales y de remesas de emigrantes.

El déficit se había disparado a 4,24% del PIB en 2014, refluyendo a 3,31% en 2015 y a 1,30% en 2016, su mejor resultado desde 2007.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP