Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una plantación de soja orgánica en Freimersheim, Alemania, el 26 de septiembre de 2013

(afp_tickers)

La expectativa de una producción récord de soja en Brasil para 2017 aumentó a 108.404.791 toneladas, de acuerdo a la estimación oficial de febrero que es 1,3% superior a la de enero para este grano.

"Las buenas condiciones climáticas en este inicio de año favorecieron el desarrollo de las plantaciones y, consecuentemente, elevó en 1,1% el rendimiento promedio", dijo una nota del oficial Instituto Brasileño de Geografía y Estadística (IBGE) en su informe sobre cosechas.

Los altos precios en la época de plantíos también estimularon a los productores a invertir en tecnología para mejorar la actuación de los campos.

El organismo alertó sin embargo que "la expectativa de una cosecha récord en Brasil y Estados Unidos ha influido en los precios del producto en las bolsas internacionales".

El estado de Mato Grosso do Sul aumentó su expectativa de producción en 6,5% para alcanzar la cifra, también récord, de 8.262.000 de toneladas. Las estimaciones al alza también se repiten en los estados de Paraná, Rio Grande do Sul y Goiás.

Para todos los granos - cereales, legumbres y oleaginosas - el IBGE elevó en febrero su estimación de una zafra récord de 224,2 millones de toneladas, un 21,8% superior a la obtenida en 2016.

En enero había previsto una cosecha de 221,4 millones de toneladas para 2017.

Junto a la soja, el arroz y el maíz son los principales cultivos y sumados responderán por un 93% de la producción estimada, de acuerdo al boletín de febrero.

Respecto al año pasado la producción de soja aumentará 13,2%, la de arroz un 11,1% y del maíz un 39,6%.

Las cotizaciones internacionales del maíz y la soja cayeron el jueves por estimaciones estadounidenses de una oferta elevada, especialmente en América del Sur, y arrastraron igualmente al trigo a la baja.

En la temporada pasada, Brasil -uno de los mayores agroexportadores del mundo- experimentó un fuerte retroceso en su producción agrícola debido a problemas climáticos con 184 millones de toneladas. Además de un clima desfavorable, en 2016 el área de cosecha se redujo un 0,9% en comparación con el año anterior.

El IBGE estima que el área a ser cosechada en 2017 será de 60,3 millones de hectáreas, 5,7% más que el año pasado.

AFP