Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El barrio de Sao Conrado en Rio de Janeiro el 26 de septiembre de 2017

(afp_tickers)

Brasil obtuvo en 2017 su segundo superávit comercial récord consecutivo, con 67.001 millones de dólares, una tendencia que podría moderarse en 2018 debido a un esperado aumento de las importaciones al calor de la recuperación que experimenta la mayor economía latinoamericana.

El excedente histórico del año pasado superó en 40,5% al de 2016, gracias a un aumento tanto del volumen como de los precios de las principales exportaciones del país, mostraron este martes datos oficiales divulgados por el Ministerio de Industria, Comercio Exterior y Servicios (MDIC).

El resultado estuvo en línea con los 66.000 millones de dólares proyectados por el mercado en la encuesta semanal que realiza el Banco Central y con la banda entre 65.000 y 70.000 millones estimada por el MDIC.

"La expectativa de los mercados era muy grande (...) Y las exportaciones crecieron por primera vez después de cinco años", dijo el ministro Marcos Pereira, que conduce el MDIC, en una rueda de prensa.

El funcionario agregó que las importaciones tuvieron su primera expansión en tres años debido a la recuperación que experimentó la actividad en 2017, tras dejar atrás una de las peores recesiones de la historia, que contrajo el PIB 3,5% tanto en 2015 como en 2016.

"Muestra una recuperación real de la economía", dijo Pereira.

El gobierno espera que la economía se expanda un modesto 1,1% en 2017 y un 3% en 2018.

- Dólares -

En diciembre de 2017, la balanza tuvo un superávit de 4.998 millones de dólares (+13,2% interanual), que contribuyó a dejar bien atrás al récord previo de 47.683 millones de dólares de 2016.

Las ventas al exterior sumaron 217.700 millones de dólares a lo largo del año (+18,5% interanual), mientras que las importaciones acumularon 150.700 millones (+10,5%).

"Es bueno para Brasil porque garantiza el ingreso de dólares. Hay un colchón de reservas muy alto y podría seguir aumentando. Esto permite que no cambie la percepción de riesgo del país", dijo a la AFP Raul Velloso, consultor económico y exsecretario de Asuntos Económicos del Ministerio de Planificación.

Brasil es un importante jugador del mercado internacional en soja, maíz, mineral de hierro, carne bovina y aviar y también ha crecido el aporte del petróleo, que en 2016 y 2017 tuvo sus primeros saldos anuales positivos de la historia.

En los bienes industrializados, el desempeño se sostiene en las ventas de automotores -con fuerte concentración en Argentina- autopartes y azúcar refinada, entre otros.

Los excedentes a favor en el intercambio con China y Argentina fueron uno de los motores de la balanza comercial 2017 de la mayor economía latinoamericana.

Ya para 2018, tanto funcionarios como economistas esperan una reducción del saldo comercial.

"La expectativa es de un superávit robusto, en el entorno de los 50.000 millones de dólares, que sería nuestra segunda marca histórica, porque las importaciones van a aumentar más que las exportaciones", estimó el secretario de Comercio Exterior, Abrao Neto.

En la misma línea se posicionó Margarida Gutierrez, economista de la Universidad Federal de Rio de Janeiro.

"La balanza va a disminuir un poco porque las importaciones deben crecer por un mayor ritmo de expansión de la economía. El PIB va a crecer con mayor intensidad que en 2017 y eso va a impulsar todas las importaciones de bienes de capital, de consumo, insumos industriales", dijo.

"Pero no será una caída grande", agregó.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes









swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP