Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El noruego Andres Behring Breivik, responsable de la matanza en 2011 de 77 personas en un campamento del Partido Laborista, durante su juicio en apelación contra el Estado, en la prisión de Telemark, en Skien, el 10 de enero de 2017

(afp_tickers)

El neonazi noruego Anders Behring Breivik, quien mató a 77 personas en 2011, imputó este jueves su radicalización en prisión a su prolongado aislamiento, un asunto central del juicio que lo opone al Estado noruego a propósito de las condiciones de su detención.

Esta declaración fue interpretada como "pura táctica" para obtener que se suavicen las restricciones de sus contactos con el exterior, en particular con sus simpatizantes de extrema derecha.

"Me radicalicé. Era radical al principio, pero en estos últimos cinco años me volví mucho más radical", afirmó Breivik en el tercer día del juicio de apelación frente al Estado noruego, condenado por haber violado los derechos de Breivik.

El 22 de julio de 2011, disfrazado de policía, Breivik mató a 69 jóvenes de la Juventud Laborista, en su mayoría adolescentes, en la isla de Utoya.

Antes de la matanza en la isla, que duró una hora, Breivik había matado a ocho personas en Oslo haciendo estallar un coche bomba cerca de la sede del Gobierno noruego.

En agosto de 2012, el autor del ataque más sangriento en Noruega desde el fin de la Segunda Guerra Mundial fue condenado a 21 años de prisión, pena susceptible de ser prolongada indefinidamente.

En la cárcel, Breivik dispone de tres celdas con televisión, videojuegos y aparatos de musculación.

Si embargo, en abril de 2016, el Estado noruego fue condenado por tratamiento "inhumano" y "degradante", por haberlo mantenido en aislamiento prolongado y separado de los otros presos, violando el artículo 3 de la Convención Europea de Derechos Humanos.

Este régimen de encarcelamiento "vulnera mentalmente" al detenido, dijo su abogado, Øystein Storrvik, que exige que su cliente pueda ver a otros presos.

- "Pura táctica" -

"Estoy gravemente afectado por el aislamiento, y la radicalización es quizás la secuela más grave", insistió Breivik.

Las declaraciones de Breivik contrastan con el retrato hecho en la víspera por el fiscal del Estado, Fredrik Sejersted. Breivik es un preso "en una forma física y psicológica extraordinaria", que incluso escribió el año pasado una carta de agradecimiento al personal penitenciario.

El profesor de psiquiatría Ulrik Fredrik Malt dijo que era "pura táctica". "Si el tribunal reconoce que sufre, debe concederle más contactos con los otros y los otros son sus simpatizantes", dijo a la televisión NRK.

El Estado objeta la noción de aislamiento evocando las múltiples actividades que puede hacer, la correspondencia que mantiene y su interactividad con los vigilantes, el personal médico, los pastores religiosos y sus abogados.

Basándose en informes psiquiátricos, Sejersted justificó el miércoles un régimen carcelario estricto y el control de sus contactos con el exterior por la peligrosidad de Breivik.

El extremista afirmó este jueves que había renunciado a instrumentalizar el juicio para propagar su ideología, como lo hizo en el pasado, indignando a las familias de las víctimas.

No obstante, realizó el saludo nazi el primer día del juicio y se presenta como responsable de un partido que no existe. A pesar de las incesantes preguntas del fiscal, Breivik se negó a expresar remordimiento por los ataques de 2011.

El tribunal de apelación de Oslo debe pronunciare también sobre una demanda de Breivik relativa a su correspondencia, que el Estado controla y filtra para evitar que forme una red capaz de perpetrar ataques similares a la matanza de Utoya.

Breivik considera que ese control viola el artículo 8 de la Convención Europea de Derechos Humanos, sobre el derecho a la vida privada. El juicio debe durar hasta el 18 de enero y el tribunal anunciará su veredicto en el mes de febrero.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP