Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un niño camboyano recibe una vacuna contra el virus A(H1N1) en Phnom Penh, el 1 de abril de 2010

(afp_tickers)

Un brote de gripe porcina desatado hace tres semanas ha dejado 33 muertos en dos provincias del sudoeste de Irán, informó este martes la agencia estatal IRNA.

El viceministro de Salud, Ali Akbar Sayyari, precisó que se han reportado 28 muertos en Kermán y cinco víctimas en Sistán-Baluchistán y advirtió que el virus H1N1 podría llegar a otras zonas del país, incluyendo la capital, Teherán.

"El ministerio de salud proyecta que el virus se va a expandir en los próximos días a Teherán y a las provincias de Azerbaiyán oeste y este, y a Kermanshah", señaló.

Cerca de 600 personas han sido hospitalizadas en la provincia de Kermán desde el inicio del brote, informó a la agencia oficial ISNA el director del Hospital Universitario de la provincia, Ali Akbar Haghdoost.

"Hace tres semanas se encontraron muestras del virus H1N1 y somos la primera provincia en declarar la epidemia", señaló Haghdoost.

El experto pidió limitar los viajes durante el fin de semana largo que comenzará el jueves, con el objetivo de contener la transmisión del virus.

En junio de 2009, la Organización Mundial de la Salud declaró una pandemia del virus H1N1, después de que un brote que comenzó en México y Estados Unidos se expandiera a otras regiones.

La alerta fue levantada en agosto de 2010 y el saldo de la epidemia fue de 18.500 muertos en 214 países.

AFP