Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro de Hungría, Viktor Orban, durante un discurso el 10 de febrero de 2017 en el centro cultural Varkert Bazar, en Budapest

(afp_tickers)

La Comisión Europea expresó este miércoles su preocupación frente a las controvertidas leyes recientemente adoptadas en Hungría, desde la detención sistemática de inmigrantes hasta la ley sobre las universidades, y podría lanzar rápidamente procesos por infracción del derecho europeo.

Durante la reunión semanal de sus comisarios, el ejecutivo europeo abordó este miércoles la reciente ley que autoriza la detención sistemática de inmigrantes, otra controvertida ley adoptada el lunes considerada como dirigida contra la Universidad Central Europea (CEU) y un proyecto que obliga a las ONG a declarar cualquier financiación "del extranjero", una serie de medidas que han enfriado la relación entre Bruselas y el primer ministro húngaro, el soberanista Viktor Orban.

Estos "avances generaron preocupación general respecto a su compatibilidad con el derecho de la UE y los valores comunes en los que la Unión se basa", afirmó la Comisión en un comunicado.

Y aunque a este nivel la Comisión estima que no existe "amenaza sistemática para el Estado de derecho en Hungría, según su vicepresidente, Frans Timmermans, el ejecutivo europeo podría lanzar a partir del 27 de abril procesos de infracción contra Budapest.

Timmermans enumeró la lista de críticas de Bruselas, que ya ha enviado a Budapest a su comisario de Migraciones, Dimitris Avramopoulos, tras la adopción a principios de marzo de la ley que prevé recluir a los inmigrantes en dos campos en la frontera con Serbia.

- Hungría debate, pero no cede -

En una reacción transmitida a la AFP, el Gobierno húngaro declaró "estar dispuesto a debatir, pero no a ceder ni un ápice en el tema de la inmigración", estimando que era por esta cuestión migratoria que Bruselas "lanzaba ataques contra Hungría".

El comisario europeo también citó la ley sobre las universidades, que parece hecha a medida contra la CEU, financiada por el multimillonario estadounidense de origen húngaro George Soros, convertido en la pesadilla del primer ministro Orban, así como el proyecto que obliga a las oenegés a declarar su financiación procedente "del extranjero" por más de 23.000 euros anuales, sin lo que podrían ser prohibidas.

En relación al formulario llamado 'Stop Bruselas' enviado a principios de abril a cada hogar húngaro, la Comisión "preparará y publicará su propia respuesta" para "aclarar (...) los malentendidos que se han creado", agregó Timmermans.

Esta "consulta", que pretende sondear a los húngaros sobre cómo oponerse a las instituciones europeas, en especial en materia de política migratoria, fue muy criticada por el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker.

"Esta manera de hablar mal de Bruselas (...) dice más sobre el autor de la encuesta que sobre el estado de la Unión Europea", estimó Juncker.

- "Populismos" -

No es la primera vez que la UE se muestra molesta frente a la actitud de Budapest, que levantó una barrera en su frontera con Serbia en plena crisis migratoria y rechazó categóricamente participar en las medidas de solidaridad europeas sobre la distribución de los demandantes de asilo.

La Comisión prometió "terminar rápidamente una evaluación jurídica con profundidad" de esta ley para juzgar su "compatibilidad con la libre circulación de servicios y la libertad de establecimiento", explicó Timmermans.

Además de la ley sobre los inmigrantes, el acceso juzgado insuficiente de los niños gitanos a la educación y la protección de las mujeres embarazadas en el trabajo en Hungría podrían ser objeto de procesos de infracción.

Estos procesos prevén que en último caso, sin no hay resultados, la Comisión puede enviar a un Estado miembro ante la Corte de Justicia de la Unión Europea (CJUE) para que acabe decidiendo sobre el asunto.

"Los nacionalismos, los populismos (...), son una reacción a la globalización, que es percibida como una amenaza", analizó Timmermans en alusión a la política de Orban.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP