Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El comisario europeo de Migraciones, Dimitris Avramopoulos, en Budapest el 28 de marzo de 2017

(afp_tickers)

La Comisión Europea lanzará acciones legales contra Hungría y Polonia si aún se niegan en junio a acoger solicitantes de asilo llegados a Italia y Grecia, anunció este martes el comisario europeo de Migraciones, Dimitris Avramopoulos.

"Si no se hace nada antes de nuestro próximo informe en junio, la Comisión no dudará en utilizar sus poderes en virtud de los tratados y abrir procedimientos de infracción", aseguró Avramopoulos. "Es el último aviso", agregó.

Los países europeos se comprometieron en septiembre de 2015 a acoger inicialmente a unas 160.000 personas en un plazo de dos años, si bien desde entonces, en el marco de estas reubicaciones desde Italia y Grecia, sólo se han trasladado casi 18.500 personas, indicó la Comisión.

Polonia y Hungría no han acogido a ningún solicitante de asilo y, si se mantiene esta tendencia, Bruselas señaló que indicará en junio, cuando publique su próximo informe, "su posición" sobre "la incoación de procedimientos de infracción", que pueden terminar en sanciones.

"Llamo a Polonia y a Hungría, que no han reubicado ni a una sola persona (...), a comenzar a hacerlo ya", insistió Avramopoulos durante la presentación del duodécimo informe sobre la situación de la acogida de refugiados.

Austria tampoco acogió por el momento ningún solicitante de asilo en el marco de este programa, si bien se comprometió a reubicar a 50 personas llegadas desde Italia, subraya la Comisión, que lamenta también que República Checa no haya participado "durante casi un año".

Otros países como España, Bélgica, Croacia, Alemania, Rumanía, Eslovaquia y Francia deben "aumentar sus compromisos mensuales" de acogida, según el ejecutivo comunitario.

"No me dan miedo estos estrepitosos anuncios de la Comisión", apuntó la primera ministra polaca, la conservadora Beata Szydlo, ya en el punto de mira de Bruselas por su controvertida reforma constitucional.

Hungría, por su parte, urgió a Bruselas a "concentrarse en la protección de las fronteras en lugar de diseminar las consecuencias de sus propios errores", indicó el Gobierno húngaro en un comunicado.

Estas "reubicaciones" no son accesibles a todos los demandantes de asilo presentes en Grecia e Italia, sino a los que se considera que obtendrán casi con seguridad el estatuto de refugiado, como en el caso de los sirios y los eritreos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP