La Comisión Europea advirtió este jueves a Hungría con llevarla ante la justicia europea por su trato a los migrantes retenidos en zonas de tránsito en la frontera con Serbia, si persiste en no proporcionarles comida.

Estos migrantes esperan su repatriación tras no conseguir protección internacional en la Unión Europea (UE) y obligarlos "a permanecer en las zonas de tránsito húngaras equivale a una detención de facto", explicó en un comunicado.

"La Comisión considera que la falta de suministro de alimentos en estas circunstancias no respeta las obligaciones" de la legislación europea sobre retorno ni la Carta de los Derechos Fundamentales de la UE, agregó.

El ejecutivo comunitario, que abrió en julio un procedimiento de infracción contra el gobierno populista de Viktor Orban, avanza en ese proceso que, a largo plazo, puede acabar con multas tras un fallo del Tribunal de Justicia de la UE.

Bruselas ya llevó en 2018 a Budapest ante el alto tribunal europeo por la retención de solicitantes de asilo en las zonas de tránsito, todavía pendiente de sentencia, a la que sumó otro caso en julio pasado.

La nueva denuncia de la Comisión Europea se centra en una legislación conocida como "Stop Soros" que, en su opinión, penaliza el apoyo a los demandantes de asilo y "restringe aún más" el derecho a solicitarlo en este país.

Hungría enfrenta además un proceso preliminar en el marco del Artículo 7 sobre el respeto del Estado de derecho y que puede implicar, a largo plazo, la suspensión de su derecho a voto en el seno de la UE.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes