Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, en un debate sobre las prioridades de la primera presidencia maltesa de la Unión Europea, en el Parlamento Europeo, en Estrasburgo, el 18 de enero de 2017

(afp_tickers)

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, aseguró este miércoles que buscará un acuerdo "equilibrado" con Reino Unido, un día después que la primera ministra británica, Theresa May, presentara su hoja de ruta para el Brexit.

"Por mi parte, haré todo lo posible para que esta negociación termine con una solución equilibrada, en el respeto integral de nuestras reglas", aseguró el presidente del Ejecutivo comunitario, en un discurso ante la Eurocámara reunida en Estrasburgo, al noreste de Francia.

Juncker agradeció las aclaraciones ofrecidas la víspera por May, a quien precisó por teléfono durante la noche que "un discurso no activa las negociaciones", aseguró. Londres tiene previsto notificar oficialmente su marcha del bloque antes de finales de marzo.

"Cuando Reino Unido active el artículo 50 [del Tratado de Lisboa], tendrá lugar una negociación inédita que deberá terminar en dos años y cuyas consecuencias serán considerables para Reino Unido, sus 27 socios y la Unión en su conjunto", añadió.

Para Juncker, "las negociaciones serán muy, muy, muy difíciles", ya que Reino Unido deberá ser considerado como un país de fuera del bloque, estimó en rueda de prensa.

En su discurso de la víspera, la primera ministra británica descartó la idea de que Reino Unido pueda continuar formando parte del mercado único europeo, un espacio de libre circulación de personas, bienes, servicios y capitales, al preferir priorizar las restricciones a la llegada de personas provenientes del resto de la UE.

El discurso de May "demuestra que una posición unificada de 27 Estados miembros sobre la indivisibilidad del mercado único fue finalmente entendida y aceptada por Londres", destacó ante la Eurocámara el presidente del Consejo Europeo, Donald Tusk.

El presidente del Consejo, que representa a los 28, dijo tomar nota también de las "palabras equilibradas, cálidas sobre la integración europea, que se acercaron mucho más al enfoque de Winston Churchill [ex primer ministro británico] que al del presidente electo [de EEUU, Donald] Trump".

El primer ministro maltés, Joseph Muscat, cuyo país ejerce la presidencia protémpore de la UE, consideró que May "fue muy clara" respecto "a la posición de Reino Unido antes de activar las negociaciones", al tiempo que calificó de "desarrollo bastante positivo" su renuncia a continuar en el mercado único.

"Queremos un acuerdo justo con Reino Unido, pero este acuerdo tiene que ser necesariamente inferior a la membresía. Esto no debería sorprender a nadie", reiteró Muscat, quien anunció una posible cumbre extraordinaria sobre el Brexit, unas cuatro o cinco semanas después de la notificación oficial de Londres.

AFP