Navigation

Bruselas revisa a la baja crecimiento en la zona euro en 2019

El comisario europeo de Finanzas y Economía, Pierre Moscovici, presenta las previsiones económicas en rueda de prensa en la sede de la Comisión, en Bruselas, el 7 de febrero de 2019 afp_tickers
Este contenido fue publicado el 07 febrero 2019 - 15:53
(AFP)

La Comisión Europea redujo este jueves drásticamente sus previsiones de crecimiento para 2019 en la zona euro, con una desaceleración particularmente importante en Alemania e Italia y algo menor en Francia.

Esta "desaceleración" se debe por una parte a factores externos como "la gran incertidumbre respecto a las políticas comerciales, especialmente [el litigio] entre Estados Unidos y China", declaró el comisario europeo para Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, durante una rueda de prensa en Bruselas.

Pero también existen causas internas, que son específicas de los tres grandes países de la zona euro, "como la gran desaceleración de la producción de automóviles en Alemania, la fuerte incertidumbre sobre la política fiscal de Italia, y las tensiones sociales en Francia", añadió Moscovici.

La Comisión europea ahora prevé un crecimiento de 1,3% en los 19 países que comparten la moneda única para 2019, en lugar del 1,9% de su informe del 8 de noviembre. En 2018, el Producto Interno Bruto (PIB) creció un 1,9%, según sus previsiones de este jueves.

Pero, la corrección es un poco menos drástica para 2020, año en que se prevé un crecimiento del 1,6%, frente al 1,7% antes pronosticado.

Durante mucho tiempo considerada motor económico de la eurozona, Alemania se vio particularmente afectada en el otoño boreal por la entrada en vigor de la nueva normativa europea contra la contaminación, que desestabilizó las cadenas de producción de varios fabricantes automotrices.

El gigante Volkswagen se vio obligado a almacenar miles de automóviles a la espera de su homologación.

Como consecuencia de ello, Bruselas prevé ahora un crecimiento en este país del 1,1% en 2019, contra el 1,8% anteriormente.

En 2018, el crecimiento fue del 1,5% y para 2020, la Comisión mantiene sus previsiones del 1,7%.

Sin embargo, para Moscovici la desaceleración para 2019 es algo "temporal", destacando la muy buena situación del mercado laboral en ese país.

En Italia, que entró en recesión en el segundo semestre de 2018, con dos trimestres consecutivos de disminución del crecimiento, la Comisión europea espera para 2019 un aumento del PIB de apenas 0,2%, frente al 1,2% previsto en noviembre.

Se trata de una desaceleración grave en comparación a 2018, en que Italia registró un crecimiento del 1%. Para 2020, la Comisión prevé un aumento del PIB del 0,8%, contra el 1,3% previsto anteriormente.

Al igual que el Fondo Monetario Internacional (FMI), el miércoles, Moscovici advirtió sobre los riesgos de la política económica del gobierno populista, que hace a Italia más vulnerable ante una eventual crisis de confianza por parte de los mercados.

Para Francia se espera un crecimiento de 1,3% en 2019, en lugar del 1,6% de la previsión anterior.

Y España, la cuarta economía de la zona euro, sigue liderando el crecimiento entre las principales economías con un 2,5% en 2018 y un 2,1% para 2019, según la Comisión, que revisa en ambos casos una décima a la baja su anterior previsión.

Moscovici matizó este contexto, intentando borrar una inquietud excesiva sobre la zona euro, asegurando que esto ocurre tras una década con crecimiento constante y por otra señala "una mejora persistente del mercado laboral".

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.