Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El judío ultraortodoxo Yishai Shlissel (c), condenado el 26 de junio de 2016 en una corte de Jerusalén

(afp_tickers)

Un tribunal israelí condenó este domingo a cadena perpetua a un judío ultraortodoxo por haber matado a una adolescente israelí en la Gay Pride de Jerusalén en 2015, un crimen que conmocionó a Israel.

Yishai Shlissel fue declarado culpable en abril. Fue condenado a cadena perpetua y a 31 años de detención, informó la corte en un comunicado.

El 30 de julio de 2015, el hombre, de entonces 39 años, irrumpió en el desfile del Orgullo Gay que recorría Jerusalén. Armado con un cuchillo, atacó a una de las participantes, Shira Banki, de 16 años, que murió días más tarde como consecuencia de la gravedad de las heridas. Otras seis personas sufrieron lesiones.

El crimen provocó una fuerte conmoción en Israel, sobre todo porque el asesino había salido de la cárcel unas semanas antes, tras purgar una pena de 10 años de prisión por una agresión similar en la marcha del Orgullo Gay de 2005, en la que hirió a tres personas.

"No expresó ningún remordimiento. En la audiencia anterior, habló de una guerra religiosa", afirmó a la AFP una de las víctimas de Shlissel, Noam Eyal, de 31 años, a la salida de la audiencia.

Israel está considerado un país pionero en la defensa y el respeto de los derechos de los homosexuales, especialmente en relación a la adopción por parte de parejas del mismo sexo.

Pero los militantes de LGBT denuncian a menudo discriminaciones y ataques, sobre todo en Jerusalén, donde hay una importante comunidad de judíos ultraortodoxos que consideran la homosexualidad como un pecado.

- 'Duro veredicto' -

El tribunal pronunció "una condena a cadena perpetua y a 31 años de detención por el asesinato de Shira Banki, seis intentos de asesinato y heridas a participantes de la Gay Pride", indicó Oshrat Shoham, de la fiscalía de Jerusalén.

Se trata de un "duro veredicto", dijo a los periodistas a la salida de la audiencia. "Pensamos que Yishai Shlissel no será puesto en libertad durante las próximas décadas, quizás nunca más será liberado", concluyó.

"Saber que Yishai Shlissel permanecerá en la cárcel hasta el fin de sus día me tranquiliza un poco", declaró a la radio pública Sarah Kala, directora ejecutiva de la Jerusalem Open House LBGT. "Es una etapa más para intentar frenar la terrible homofobia que causa estragos aquí", añadió.

Antes de cometer su nuevo ataque, Yishai Shlissel había criticado a los homosexuales en diferentes foros.

La publicación de fotos donde se le veía lanzándose contra los participantes del desfile, vestido con un austero traje tradicional negro ultraortodoxo y lleno de rabia, convulsionó la opinión pública israelí.

La policía fue blanco de las críticas por no haber impedido la nueva agresión, lo que costó el cargo a varios responsables de las fuerzas de seguridad.

La agresión del 30 de julio fue seguida al día siguiente de un ataque contra una casa palestina en la Cisjordania ocupada, atribuido también a extremistas judíos. Estos dos ataques pusieron de nuevo sobre la mesa la cuestión de la violencia de los fanáticos judíos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP