Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El expastor pentecostal Jean Bosco Uwinkindi comparece ante un tribunal en Kigali por el genocidio en Ruanda en 1994, el 19 de abril de 2012

(afp_tickers)

Un tribunal de Ruanda condenó a cadena perpetua a un expastor pentecostal por ordenar una matanza de personas refugiadas en su iglesia durante el genocidio de 1994, indicaron los medios locales este jueves.

Un tribunal de la capital, Kigali, juzgó a Jean Uwinkindi, de 64 años, culpable de "genocidio" y de "crimen contra la humanidad", por un episodio ocurrido durante el genocidio, que duró unos 100 días a partir de abril de 1994 y dejó 800.000 muertos.

Según la fiscalía, entre 100 y 150 ruandeses de etnia tutsi, principal blanco del genocidio, buscaron refugio en la iglesia de Uwinkindi, en la localidad de Kayenzi, a unos 20 kilómetros de Kigali.

Uwinkindi fue detenido en Uganda en 2010. Primero fue enviado ante el Tribunal Penal Internacional para Ruanda (TPIR), con sede en Arusha, Tanzania, y en abril de 2012 fue entregado a Ruanda. En el juicio, se declaró no culpable y anunció que apelará la decisión.

AFP