Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro británico, David Cameron (c), habla desde su escaño del Parlamento, en Londres, el 11 de abril de 2016

(afp_tickers)

Una semana después la publicación de los 'Panama Papers' continúan las réplicas del escándalo, en una crisis que llevó al primer ministro británico a comparecer en el Parlamento, en un momento en que Francia pide que se cree una "lista negra" de los paraísos fiscales.

En la sesión parlamentaria, la oposición británica acusó a David Cameron de haber recurrido a tácticas de ricos para escapar del fisco, al tiempo que recortaba ayudas sociales a los pobres.

El veterano diputado laborista Denis Skinner fue expulsado de la Cámara de los Comunes por llamar "marrullero" al primer ministro en dos ocasiones.

Cameron tuvo hasta 2010, poco antes de llegar al poder, acciones en la empresa 'offshore' que su padre, Ian, había creado en las Bahamas, y que aparece citada en los documentos del bufete panameño Mossack Fonseca.

"Se han hecho comentarios profundamente injustos y dañinos contra mi padre. Acepto todas las críticas por no haber respondido más rápidamente a estos asuntos la semana pasada, pero estaba indignado por la manera en que se trató la memoria de mi padre", dijo Cameron.

En su último intento por zanjar el asunto, el primer ministro británico hizo público el resumen de sus ingresos y pagos al fisco desde que llegó al poder.

En los últimos seis años, el primer ministro pagó 400.000 libras (498.00 euros; 567.000 dólares) de impuestos por unos ingresos de más de 1 millón de libras (1,23 millones de euros; 1,4 millones de dólares).

La primera ministra escocesa, la nacionalista Nicola Sturgeon; el ministro de Finanzas, George Osborne; y el alcalde de Londres, Boris Johnson -conservadores como el primer ministro-; así como el líder de la oposición, el laborista Jeremy Corbyn, siguieron el ejemplo y publicaron sus declaraciones de renta.

Cameron anunció que la policía británica tendrá acceso a información de ciertos paraísos fiscales, y la compartirá con otras policías.

"Por primera vez, la policía británica y las fuerzas del orden podrán ver quién exactamente posee y controla realmente cada empresa" domiciliada en los paraísos fiscales.

En concreto, Cameron aludía a todos los territorios de ultramar británicos, con la excepción de Anguila y Guernsey.

La información no será pública, como reclamaban varias voces, pero se compartirá con la policía de otros países.

- 'Lista negra' -

Por su parte, Francia anunció que presentará una propuesta para crear una "lista negra" de paraísos fiscales, que será presentada en Washington, en la asamblea del G20 y la reunión semestral del Fondo Monetario Internacional (FMI).

"Francia desea un acuerdo a nivel del G20 sobre la creación de una lista negra que permita identificar (...) las jurisdicciones no cooperativas en el ámbito fiscal y aplicarles contramedidas coordinadas entre los diferentes Estados", anunció el Ministerio francés de Finanzas.

En sintonía con la propuesta de Cameron de compartir información para la lucha contra el fraude, París "quiere que se estudie a nivel de la Unión Europea la posibilidad de reforzar la eficacia de las sanciones que se aplican a los intermediarios que favorecen o alientan la evasión fiscal", señaló el ministerio.

Por su parte, Panamá prometió realizar reformas para evitar que su sistema financiero sea utilizado para el fraude.

"Panamá no merece ser señalado por un problema que afecta a tantos a nivel mundial. Pero estamos dispuestos a asumir la responsabilidad de corregirlo", escribió el presidente de Panamá, Juan Carlos Varela, en un artículo de opinión publicado este lunes por el diario estadounidense The New York Times.

En la tribuna, Varela dijo que se debe abordar este problema de forma colectiva y afirmó que su país está completamente comprometido a "adoptar todas las reformas de transparencia financiera necesarias para cumplir con la comunidad internacional".

El sistema financiero panameño enfrenta duras críticas tras la publicación el pasado 3 de abril de los llamados 'Panama Papers', una filtración de documentos que revelan como desde el despacho de abogados Mossack Fonseca se crearon infinidad de sociedades 'offshore'.

El presidente de Argentina, Mauricio Macri; el entorno al mandatario de Rusia, Vladimir Putin; el exjefe de la UEFA Michel Platini; el astro argentino Lionel Messi y el director de cine español Pedro Almodóvar, son algunos de los que aparecen en esos documentos.

Por el momento, la única víctima importante de las revelaciones es el primer ministro islandés, David Sigmundur Gunnlaugsson.

En tanto, en Perú, la filial de Mossack Fonseca fue intervenida, mientras que en Venezuela la fiscalía anunció que está evaluando pedir el arresto de personas sospechosas de corrupción y blanqueo de dinero señaladas en los 'Panama Papers'.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP