Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Migrantes tratan de cruzar ilegalmente la frontera entre Estados Unidos y Canadá cerca de Hemmingford, Quebec, el 20 de agosto de 2017

(afp_tickers)

Migrantes que entraron a Canadá por un puesto fronterizo e hicieron una solicitud de asilo fueron reenviados a Estados Unidos, donde se encuentran encarcelados y esperando ser devueltos a sus países de origen, indicó el viernes la responsable de una organización de acogida.

"Son 16, de los que 11 son de origen haitiano, pero también hay mexicanos o cameruneses", explicó Nadège Jean-Mardy, directora de la organización humanitaria Action d'entraide multifonctionnelle (ADEM), a la emisora Radio Canada.

Al contrario que miles de migrantes, principalmente haitianos, que han pasado ilegalmente a Canadá por senderos forestales, este grupo decidió tomar la vía legal, como las autoridades canadienses habían solicitado, y terminaron en la prisión estadounidense de Plattsburgh, en el norte del estado de Nueva York y a 40 km de la frontera canadiense.

"Se presentaron en el puesto fronterizo luego de haber escuchado al primer ministro", Justin Trudeau, aseguró la responsable.

Con el aumento del flujo de migrantes en los últimos meses, sobre todo de haitianos que temen perder un estatuto especial para residir en Estados Unidos que vence a fin de año, Trudeau pidió a los interesados acudir a los "procedimientos habituales" de migración para pasar la frontera.

Pero entonces, como ocurrió con el grupo apresado, podrían violar la ley de 2004 que aplican Estados Unidos y Canadá y que estipula que una persona demandante de asilo debe pedirlo en el primer país al que entra o de lo contrario será considerada ilegal.

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP