Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Marihuana para fines medicinales vendida en una máquina en Vancouver el 12 de mayo de 2014

(afp_tickers)

Canadá se convertirá en 2016 en la primera nación del bloque G7 en legalizar el cannabis al adoptar una ley que regulará su consumo, anunció este viernes el primer ministro, Justin Trudeau.

Trudeau confirmó, en su discurso general para 2016 ante el Parlamento, el compromiso de cumplir una promesa de su reciente campaña: legalizar el cannabis.

El nuevo gobierno liberal, elegido el pasado 19 de octubre, desea adoptar el año que viene "medidas legislativas (...) que legalizarán y regularán el consumo de marihuana y limitarán el acceso a esta sustancia", dijo el gobernador general, David Johnston, quien leía el discurso preparado por Trudeau, sentado a su lado en la Cámara de los Comunes.

El protocolo británico establece que las sesiones parlamentarias se abran con la lectura del discurso del Trono por parte del gobernador general, que es el representante de la reina Isabel II, quien ostenta el título de jefa de Estado de Canadá.

Trudeau, sorpresivo vencedor de las elecciones legislativas, había reconocido durante su campaña que él mismo había fumado cannabis "cinco o seis veces", una de ellas en 2010,cuando ya era diputado liberal en el Parlamento.

Otro gobierno liberal había intentado despenalizar en 2004 el consumo de esta sustancia, pero tiró la toalla ante las presiones, principalmente del vecino Estados Unidos, que se oponía firmemente.

Sin embargo, once años más tarde, cuatro estados de Estados Unidos han legalizado el cannabis, y los defensores canadienses de la medida señalan los importantes ingresos que eso ha generado.

AFP