Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El primer ministro de Canadá Justin Trudeau (I) y el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, ofrecen una conferencia conjunta en presencia de bomberos mexicanos que combatieron incendios forestales en Canadá, el 12 de octubre en Ciudad de México

(afp_tickers)

Canadá y México buscan que la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte genere un escenario de "ganar, ganar, ganar" para sus tres países, a pesar de las amenazas del presidente estadounidense Donald Trump de abandonar el acuerdo.

El primer ministro de Canadá Justin Trudeau inició este jueves su primera visita oficial a México en medio de la renegociación en Washington del TLCAN, impulsada por Trump, y después de un tenso viaje a la capital de Estados Unidos.

El presidente mexicano Enrique Peña Nieto dijo tras reunirse con Trudeau que está de acuerdo con la posibilidad de que surja en la renegociación una "forma imaginativa" y "constructiva" que permita un final provechoso para México, Canadá y Estados Unidos, con una población en total de unos 477 millones de personas.

El objetivo es "alcanzar una situación de ganancia para todos, que sea justa y beneficiosa para las tres partes involucradas", añadió Trudeau en una conferencia conjunta con el presidente mexicano.

Para Trudeau "existe la oportunidad" de "demostrarle a todo el mundo que América del Norte puede trabajar de manera conjunta y que podemos ser así más competitivos en la economía mundial".

México insistirá en que el TLCAN -en vigor desde 1994- se modernice "en beneficio de los tres países, donde como aquí se ha puntualizado y señalado por el propio primer ministro de Canadá, sea para ganar, ganar, ganar", resaltó Peña Nieto.

En Washington, el ministro de Finanzas de Canadá, William Morneau, dijo por su parte que se siente "optimista" sobre un nuevo acuerdo, y llamó a las negociaciones una "oportunidad para la improvisación".

- "No nos levantaremos de la mesa" -

Ante las declaraciones de Trump en las que ha amenazado con abandonar las negociaciones y ponerle fin a la participación de Estados Unidos en el TLCAN, Trudeau y Peña Nieto aseguraron que no caerán en provocaciones.

A "lo que se diga o se llegue a señalar en el transcurso de estas negociaciones, no le prestaría una atención mayor", dijo Peña Nieto.

"No vamos a (sobre) reaccionar cuando alguien proponga ideas con las que no estamos de acuerdo, son negociaciones", apuntó a su vez Trudeau.

"No nos levantaremos de la mesa", aseguró el primer ministro de Canadá.

En un editorial publicado por el diario canadiense The Globe and Mail antes de la visita, Peña Nieto aseguró que su gobierno trabajaría con Canadá para "contribuir a la meta común: hacer de Norteamérica la región más próspera y competitiva del mundo".

El mandatario canadiense, antes de reunirse con Peña Nieto, visitó las instalaciones de la Cruz Roja Mexicana, donde se atendieron a numerosas víctimas del sismo de 7,1 grados que sacudió a la capital mexicana el 19 de septiembre.

Más tarde, el gobierno mexicano ofreció a Trudeau una ceremonia con honores militares en el Palacio Nacional.

México mantiene con Canadá un intercambio comercial de unos 20.000 millones de dólares anuales, lo que representa un incremento de nueve veces desde la firma del TLCAN. En comparación, el comercio con Estados Unidos fue de más de 480.000 millones de dólares en 2016.

El comercio entre Canadá y Estados Unidos fue de 540.000 millones de dólares el año pasado.

Trump considera el TLCAN como el "peor" acuerdo jamás firmado por su país, y lo culpa de pérdidas de empleos en Estados Unidos.

La cuarta ronda de negociaciones abrió el miércoles en Arlington, un suburbio de Washington, con espinosos temas pendientes como el endurecimiento de las reglas de origen, esto es, el contenido que deben tener los productos para no pagar aranceles; eliminar el mecanismo de solución de controversias y que el tratado tenga una duración de cinco años para después renovarse.

La visita de Trudeau a Washington ocurrió entre fuertes tensiones por la reciente decisión estadounidense de imponer un arancel de 220% a los aviones CSeries de la canadiense Bombardier, alegando que se benefician de subsidios en detrimento de la estadounidense Boeing.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP