AFP internacional

Los cancilleres del Mercosur y la Alianza del Pacífico reunidos en el Palacio San Martín en Buenos Aires

(afp_tickers)

Los cancilleres del Mercosur y la Alianza del Pacífico reimpulsaron este viernes en Buenos Aires el proceso de integración económica entre ambos bloques, dijeron los ministros de Argentina y Chile, que ejercen las respectivas presidencias pro témpore.

"Es un hito importante en la integración latinoamericana. Nos hemos comprometido a seguir avanzando en un momento en que reina la incertidumbre a nivel internacional y se observan presiones proteccionistas, nacionalistas e incluso xenófobas", dijo el canciller chileno, Heraldo Muñoz.

Muñoz y su colega argentina, Susana Malcorra, destacaron el "salto cualitativo" que significó este encuentro en relación a la última reunión en Colombia en 2014, que quedó en expresiones de deseos.

En una rueda de prensa en el Palacio San Martín (sede de la cancillería argentina), Muñoz sostuvo que ambos bloques están "dando una señal de apoyo al multilateralismo, a un sistema abierto de comercio sustentado en reglas", sostuvo.

La canciller argentina aseguró de su lado que se busca "maximizar la capacidad de convergencia e integración. Lo que queremos es poner esto en marcha", con el fin de "buscar que todos aquellos inconvenientes, inhibiciones sean eliminadas a la brevedad", señaló.

Del encuentro participaron además los cancilleres de Uruguay, Paraguay y Brasil por el Mercosur, presidido por Argentina, y Colombia, México y Perú por la Alianza del Pacífico, presidida por Chile.

Los cancilleres diseñaron una hoja de ruta para avanzar en las negociaciones sobre facilitación del comercio, cooperación aduanera, cooperación comercial de las pymes, barreras no arancelarias y facilitación de comercio y servicios, entre otros puntos.

Ambos ministros negaron que este acercamiento implique un retroceso de la Unasur (Unión de Naciones Sudamericanas). "No se trata de licuar la Unasur", dijo Muñoz.

Según Malcorra, esta fue "una primera reunión en la que nos comprometemos a avanzar en líneas concretas. Es un cambio de posición de 180 grados en cuanto a la desconfianza entre los dos bloques".

Muñoz agregó que "nunca fue un propósito fusionar los dos esquemas. El objetivo (del acuerdo) es coordinar y avanzar en esa hoja de ruta que apunte a crear más comercio, libre mercado, eliminar barreras arancelarias y paraarancelarias".

El comercio intrarregional de América Latina es del 18% por un valor de unos 33.000 millones de dólares, muy inferior al comercio intrarregional en la Unión Europea, del 69% y en Asia (55%), apuntó el canciller.

Entre otras acciones, tendrá lugar en Buenos Aires el seminario "Mercosur-Alianza Pacífico: Una agenda positiva para la integración", antes del fin del primer semestre.

AFP

 AFP internacional