Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Los turcos toman las calles en Estambul, después de que un grupo de militares afirmara haber tomado el poder en el país, el 15 de julio de 2016

(afp_tickers)

Un sector del ejército intentó dar un golpe de Estado en Turquía contra el presidente Recep Tayyip Erdogan, ante lo que Ankara reaccionó desatando enfrentamientos que causaron decenas de muertos, en medio de una gran confusión.

Su primer ministro Binali Yildirim aseguró que todo está "ampliamente bajo control", pero Erdogan fue menos tajante. "En Turquía hay un gobierno y un presidente elegidos por el pueblo" y "si Dios lo quiere, superaremos la prueba".

La situación en este país de 80 millones de habitantes y miembro clave de la OTAN seguía siendo muy confusa seis horas después del anuncio del intento de golpe de Estado y se seguían oyendo tiroteos en distintos barrios de Ankara y Estambul tras una noche de explosiones causadas, según la prensa, por bombardeos aéreos.

"Los que salieron con tanques serán capturados porque estos tanques no les pertenecen", añadió Erdogan, quien felicitó a los muchos turcos que se echaron a la calle para defender la nación, sobre todo en la plaza Taksim de Estambul, abarrotada de simpatizantes suyos.

El primer ministro ordenó al ejército derribar los aviones y los helicópteros en poder de los militares golpistas, informó un responsable turco.

"Aviones de combate despegaron de su base en Eskisehir", en el oeste del país para combatir a los insurrectos, precisó.

Poco antes del amanecer cazas F-16 bombardearon tanques de golpistas cerca del palacio presidencial, informó el gobierno.

- Erdogan denuncia "traición" -

Erdogan habló de "traición" de soldados a los que acusó de estar vinculados a su enemigo jurado Fethullah Gülen, un imán exiliado desde hace años en Estados Unidos.

El movimiento de este último condenó "toda intervención armada" y fustigó los comentarios "irresponsables" de las autoridades turcas.

"Por el momento desconozco la suerte que ha corrido el jefe del Estado Mayor", que según la prensa fue hecho prisionero por los golpistas en Ankara, dijo.

El jefe del Estado afirmó que el hotel de Marmaris, una ciudad costera del sudoeste de Turquía, en el que pasaba unas vacaciones fue bombardeado después de que se fuera de él.

- Toma de poder total -

Poco antes de la medianoche (21H00 GMT) la cadena de televisión estatal difundió un comunicado de "las fuerzas armadas turcas".

"No permitiremos que el orden público se altere en Turquía (...) Se impuso un toque de queda en el país hasta nueva orden", señala el comunicado, firmado por el "Consejo de la paz en el país" que afirma haber "tomado el control".

El parlamento en Ankara fue bombardeado. Además en otro incidente en la capital 17 policías murieron. En Estambul unos soldados abrieron fuego contra la muchedumbre, causando heridos, constató un fotógrafo de la AFP.

Por otro lado una fuente presidencial informó que cazas F-16 derribaron un helicóptero de los golpistas tras la instauración de un toque de queda y de la ley marcial.

El primer ministro informó de 120 arrestos en "esta iniciativa idiota abocada al fracaso". Hacia las 03H00 (00H00 GMT) anunció que la situación estaba "ampliamente bajo control".

Un portavoz de los servicios secretos dijo que "se había vuelto a la normalidad".

Más tarde, una fuente del gobierno mencionó 336 arrestos, en su mayoría militares, sin dar mayores precisiones.

Unas dos horas después del anuncio del golpe, Erdogan pronosticó que fracasaría en una intervención en televisión con teléfono móvil vía FaceTime.

En Estambul, las fuerzas de seguridad bloqueaban las avenidas que llevan a la plaza Taksim y la policía estaba desplegada en las calles.

Las televisiones mostraron a muchedumbres congregadas cerca del aeropuerto Ataturk de Estambul para celebrar el intento de golpe de Estado. Otros, en la plaza Taksim, protestaban contra el golpe.

Muchos habitantes estaban preocupados o cedían al pánico yendo a los comercios a comprar agua y a los cajeros automáticos a sacar dinero.

Los golpistas publicaron un comunicado en la página web del Estado Mayor de las fuerzas armadas, anunciando una "toma de poder total en el país".

La acción tiene como objetivo "asegurar y restaurar el orden constitucional, la democracia, los derechos humanos y las libertades y que prevalezca la ley suprema", escriben.

"Todos nuestros acuerdos y compromisos internacionales siguen siendo válidos. Esperamos que continúen nuestras buenas relaciones con los otros países", añade el texto.

La situación en Turquía preocupa.

El presidente estadounidense Barack Obama llamó a apoyar al gobierno turco "electo democráticamente" y a actuar con moderación para "evitar la violencia y derramamiento de sangre".

La jefa de la diplomacia europea, Federica Mogherini, también pidió "moderación" y "respeto de las instituciones democráticas".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP