Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El crucero Carnival Sunshine de la compañía Carnival el 18 de noviembre de 2013 en Nueva Orleans

(afp_tickers)

La empresa de cruceros norteamericana Carnival dijo este miércoles confiar en que obtendrá los permisos del gobierno cubano para inaugurar en mayo una ruta entre Estados Unidos y Cuba, la primera vez que un crucero haga el recorrido en más de medio siglo.

Carnival, a través de su compañía Fathom, ya comenzó a aceptar reservas para el primer viaje de una semana previsto entre el 1 y 7 de mayo, que tiene como objetivo promover el intercambio cultural y "permitir a más personas tener contacto con la sociedad cubana".

"Tenemos mucha confianza en que recibiremos el visto bueno de los funcionarios cubanos para enviar el crucero a Cuba, en base a las discusiones que estamos sosteniendo", dijo en un correo electrónico a la AFP Roger Frizzell, portavoz de Carnival, la primera empresa mundial de cruceros con sede en Miami, Florida (sureste de EEUU).

"Tenemos previsto zarpar el 1 de mayo", subrayó.

Esta sería la primera vez que un crucero conectaría Estados Unidos con Cuba, separados por 150 Km de mar, desde que ambos países rompieron las relaciones en 1961.

En medio del histórico deshielo entre Washington y La Habana iniciado en diciembre de 2014, el gobierno estadounidense otorgó el año pasado permisos a varias empresas de cruceros y de transbordadores para realizar la ruta entre ambos países, pero hasta los momentos los funcionarios cubanos no han dado luz verde.

El presidente Barack Obama coronará el proceso de acercamiento con un viaje a Cuba del 21 al 22 de marzo.

El recorrido de una semana del crucero de Fathom incluye paradas en La Habana, Cienfuegos y Santiago de Cuba, a bordo del barco Adonia, con una capacidad modesta de 700 pasajeros.

Los precios oscilan entre los 2.000 dólares por persona en un camarote interior hasta más de 7.000 en una suite.

Fathom asegura que sus cruceros permitirán a los estadounidenses entrar en contacto con la cultura de Cuba e impulsarán intercambios artísticos y humanitarios entre las personas de ambos países.

Bajo el vigente embargo económico a la isla de régimen comunista, el turismo sigue estando prohibido para los norteamericanos, que solo pueden viajar si entran dentro de una de las doce categorías, entre ellas visitas familiares o con fines académicos, culturales, deportivos o religiosos.

Dentro de los esfuerzos por normalizar las relaciones, Estados Unidos y Cuba autorizaron recientemente 110 vuelos regulares diarios a la isla, suspendidos desde hacía 53 años, y que podrían comenzar a operar más tarde este año.

Actualmente, solo vuelos fletados realizan la ruta.

En 2015, unos 160.000 estadounidenses viajaron a la isla, un aumento de 57% con respecto a 2014.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP