Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El secretario estadounidense de Defensa, Ashton Carter (izq), y el ministro de Defensa español, Pedro Morenés, hablando con un marine en su visita a la base americana de Morón de la Frontera, en Cádiz, el 6 de octubre de 2015

(afp_tickers)

Los esfuerzos de Estados Unidos por trabajar con Rusia para hacer más seguro el trabajo de los pilotos de ambos países que vuelan sobre Siria están estancados, afirmó el jefe del Pentágono, Ashton Carter, este martes.

Oficiales estadounidenses mantuvieron conversaciones la pasada semana -a petición de Rusia- con el fin de establecer unas medidas para impedir que los aviones de unos y otros estén en el mismo sitio al mismo tiempo.

Estas conversaciones tuvieron lugar después que Rusia empezara a bombardear a los opositores al régimen de Bashar Al Asad. Desde entonces y pese a la violación del espacio aéreo turco por cazas rusos el pasado fin de semana, Moscú no ha vuelto a hablar con Washington, pese a los requerimientos de éste, para evitar errores.

"Estamos esperando por los rusos. Nos deben una respuesta", dijo Carter en la base aérea de Morón de la Frontera, en Cádiz.

"Estas conversaciones se iniciaron en primer lugar por su iniciativa, centradas en las conductas profesionales. Lo que sería profesional es que siguieran con lo que han pedido y no lo han hecho", recordó.

La entrada de cazas rusos en el espacio aéreo turco, según Ankara, llevará a que Washington se muestre más firme ante Moscú, dijo Carter sin dar mayores destalles.

"Esto nos llevará a mostrarnos más firmes ante Rusia y es otra muestra de que no han pensado las cosas a fondo", dijo.

El Pentágono ha reiterado que la implicación de Rusia en Siria no alterará el programa de ataques aéreos contra el grupo Estado Islámico en ese país y en partes de Irak por parte de la coalición, que lidera Washington.

Carter no pudo confirmar los informes de que Moscú está comprometiendo tropas terrestres "voluntarias" para luchar en Siria, pero si es verdad, "sólo serviría para hacer más profundo su error".

Rusia tiene al menos 2.000 efectivos en Siria estacionados en una base aérea en el noroeste, según oficiales del Pentágono.

Carter inició el lunes en España una gira europea de cinco días, que incluye una cumbre ministerial de la OTAN el jueves en Bruselas.

AFP