Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Aviones de Air France en el aeropuerto Roissy Charles de Gaulle, París, el 18 de marzo de 2015

(afp_tickers)

La dirección de Air France evaluó este viernes en 2.900 el número de empleos amenazados con desaparecer en dos años, y no excluye recurrir a despidos, a suprimir líneas y a retirar aviones, informaron el viernes fuentes sindicales.

"El número de empleos suprimidos será de 300 pilotos, 700 PNC (personal navegante de cabina, azafatas y stewards) y 1.900 en tierra", detalló un representante sindical.

La dirección de Air France rehusó comentar estas cifras, que podrían ser anunciadas oficialmente en el comité central de empresa, a celebrar el lunes. Air France empleaba a 52.400 personas en total a fines de 2014.

El consejo de administración de Air France-KLM encargó el jueves a la dirección de Air France aplicar un "plan alternativo" al proyecto de desarrollo "Perform 2020", para compensar la pérdida de competitividad de la compañía frente a sus competidores.

Ello se produjo tras el fracaso de las negociaciones con los sindicatos representantes de los pilotos sobre este plan "Perform".

En el marco de este plan alternativo, la dirección de Air France también se planteó este viernes, según fuentes sindicales, la retirada de 14 aviones antes de fin de 2017 y el cierre de cinco líneas de largo recorrido.

La compañía retiraría "cinco aviones el verano (boreal) de 2016" y "otros nueve" en 2017 además del cierre de cinco trayectos de largo alcance, en fecha no precisada, indicó un representante sindical, Didier Fauvert (CGT).

En este contexto, se producirían despidos o jubilaciones anticipadas forzadas por primera vez en la historia de la excompañía nacional, en la que el Estado francés aún conserva 17,6%.

El presidente de Air France-KLM Alexandre de Juniac afirmó el viernes desear "privilegiar los ceses voluntarios" y recurrir de forma "excepcional" y como "último recurso" a despidos.

Por su parte, el gobierno expresó su "apoyo" a la dirección de Air France en su intento de reformar la compañía aérea, indicó el ministro de Economía, Emmanuel Macron.

"Hay que mirar las cifras de frente: la situación financiera, industrial del grupo es difícil" declaró Macron tras una entrevista con el presidente de Air France.

"Por tanto, hay que llevar a cabo estas reformas. Por ello, el gobierno apoya a la empresa en la vía de reformas, y esas reformas sólo pueden llevarse a cabo si todo el mundo asume sus responsabilidades, en este caso, los sindicatos de los pilotos", dijo el ministro.

AFP