Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Policías antimotines vigilan el 17 de marzo de 2016 la sala de conciertos Bataclan en París donde tuvo lugar uno de los atentados de noviembre

(afp_tickers)

Seis meses después de los atentados de París, los familiares de las víctimas fueron recibidos por primera vez este martes por los magistrados encargados de la investigación, una reunión "emotiva", "útil e instructiva", aunque quede aún muchos puntos oscuros.

Esta reunión, inédita por su magnitud, con más de mil partes civiles, es la primera de las que se van a celebrar durante tres días en París.

El encuentro, organizado a puerta cerrada en la Escuela Militar de París, estuvo centrada en los ataques contra las terrazas de los bares y restaurantes parisinos y del Estadio de Francia. Miércoles y jueves están previstas otras reuniones con las víctimas de la sala de espectáculos Bataclán.

El juez Christophe Teissier, acompañado de otros cinco magistrados encargados de la investigación y de tres representantes de la fiscalía de París, llevó a cabo una exposición de más de dos horas sobre la cronología detallada de la noche del 13 de noviembre, gracias a la utilización de los registros de la policía y a un registro encontrado en el Bataclán, la colaboración internacional y las perspectivas de la investigación.

Los jueces indicaron que pidieron a sus homólogos belgas el traspaso a Francia de cinco personas inculpadas en Bélgica, base de retaguardia de la célula yihadista, y que viajaron a Turquía donde un sospechoso clave está actualmente encarcelado.

"El ambiente fue muy reflexivo, muy estudioso", declaró a la AFP el abogado Philippe Stepniewski. "No hubo enfados pero la gente mostró su emoción y su incomprensión".

Para Jean-François Mondeguer, padre de una joven que murió en el restaurante La Belle Equipe, esta reunión "no era una etapa del duelo", sino "de la búsqueda de la verdad".

"Ha habido muchos detalles sobre el encadenamiento de los hechos", resumió por su parte Claude-Emmanuel Triomphe, herido delante del café La Bonne Bière. "Están los que vinieron porque están enfadados, yo no tengo odio, pero siento pena por esos pobres tipos", añadió.

Muchos esperaban obtener informaciones sobre Salah Abdeslam, el único miembro de los comandos parisinos que sigue vivo, que enfrió los ánimos el viernes, en su primer interrogatorio por la justicia francesa, al acogerse a su derecho a guardar silencio.

"Podemos dejar que se pudra en la cárcel", comentó Elisabeth Boissinot, cuya hija murió en los ataques contra las terrazas.

Los magistrados dieron algunas precisiones sobre su comportamiento. "El nombre de las 130 víctimas fue enumerado por el juez" durante su audición de imputación, el 27 de abril, ante la cual Abdeslam no tuvo "ninguna reacción", informó la abogada Samia Maktouf.

- 'Queremos saber por qué' -

Para la secretaria de Estado encargada de la Ayuda a las Víctimas, Juliette Méadel, "estas tres jornadas forman parte del proceso de reconstrucción pues ponemos palabras a lo que pasó". También estuvieron presentes psiquiatras y médicos de urgencias para apoyar a las familias.

Pero para las víctimas, numerosas cuestiones queda aún por responder.

Las partes civiles preguntaron sobre todo a los magistrados por la seguridad de la sala Bataclán, que ya había recibido amenazas. "¡Queremos saber por qué los servicios de inteligencia no hicieron su trabajo!", declaró con enfado el padre de una víctima de la sala de conciertos, que no quiso dar su nombre.

Diecisiete familias anunciaron su intención de querellarse contra el Estado belga, que consideran culpable de fallos en la vigilancia de los hermanos Abdeslam.

La fecha de un posible proceso no fue mencionada. "Algo que no es sorprendente sabiendo la complejidad de este procedimiento", explicó el abogado Olivier Morice.

"Será necesaria mucha paciencia", subraya Georges Salines, presidente de la asociación "13 de noviembre: fraternidad y verdad", que perdió a su hija en el Bataclán. "La investigación debe ser lo más completa posible para remontar la cadena de responsabilidades y evitar que el máximo de personas pueda hacer daño".

La justicia organiza reuniones como éstas en el marco de investigaciones de catástrofes de gran magnitud como el accidente aéreo Río-París en 2009 o atentados como el de Karachi en 2002.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP