Cerca de 90.000 barriles de petróleo destinados a la exportación están bloqueados en el norte de Irak a raíz del corte de carreteras por el movimiento de protesta contra el gobierno, indicó este jueves a la AFP un responsable.

Las protestas empezaron el 24 de octubre para pedir la "caída del régimen" y desde entonces se ha mantenido la producción de petróleo en Irak, segundo país productor de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP).

Sin embargo, las exportaciones –3,4 millones de barriles al día– se han visto afectadas por los problemas de transporte y el bloqueo de carreteras y puertos.

El yacimiento petrolero de Qayyara, en el noroeste del país, no pudo enviar durante tres días su producción de 30.000 barriles diarios hacia Basora, en el sur de Irak, indicó un responsable que no quiso identificarse.

Según esta fuente, el fin del bloqueo "dependerá de la estabilización de la situación y de la reapertura de las carreteras".

Contrariamente al caso de Qayyara, la mayoría de campos petroleros del país exportan su crudo a través de oleoductos.

Irak, el quinto exportador mundial de petróleo, obtiene el 90% de sus recursos del oro negro por lo que cualquier impacto en las exportaciones podría ser "catastrófico", según los expertos.

En el sur de Irak, las protestas impiden el acceso de los empleados a la compañía petrolera pública, en Nasiriya, así como a una refinería en Diwaniya.

Por otra parte, el puerto de Um Qasr, vital para las importaciones de comida y medicamentos, reabrió este jueves tras varios días cerrado, indicó este jueves un periodista de la AFP.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes