Navigation

Skiplink navigation

Charles Michel defenderá una Europa "confiada y segura de sí misma"

Charles Michel (izq) y Donald Tusk posan junto a varias banderas de la UE durante la ceremonia de traspaso de poderes, el 29 de noviembre de 2019 en Bruselas afp_tickers
Este contenido fue publicado el 29 noviembre 2019 - 12:28
(AFP)

El nuevo presidente del Consejo Europeo, el belga Charles Michel, prometió una "Europa confiada y segura de sí misma" que sea líder en la lucha contra el cambio climático, durante el traspaso de poderes este viernes con su predecesor Donald Tusk.

"Quiero una Europa confiada, segura de sí misma y afirmada" subrayó en la gran sala del edificio del Consejo en Bruselas, ante una audiencia integrada principalmente por funcionarios que acudieron para despedirse del polaco Tusk y saludar a su sucesor.

En un corto discurso, Michel desveló sus prioridades, entre ellas convertir a Europa en "líder mundial de la economía verde".

Uno de sus grandes desafíos inmediatos será hallar un consenso sobre objetivos medioambientales durante su primera cumbre europea a mediados de diciembre como presidente del Consejo Europeo, órgano que agrupa a los jefes de Estado y gobierno de la UE.

Cuatro países se abstuvieron de sumarse a un llamado para que en 2050 Europa alcance la neutralidad en emisiones de efecto invernadero. Entre ellos, Polonia, por los grandes esfuerzos que requiere en una transición energética su economía, muy dependiente del carbón.

El polaco Donald Tusk, que acaba de ser nombrado jefe del Partido Popular europeo (PPE, derecha), fue muy aplaudido tras sus cinco años al frente del Consejo.

"Nuestra marca común y nuestro objetivo son, y deben ser, la unidad de la Unión Europea" dijo previamente a la intervención de Michel.

"Tendré mi propio estilo, abierto al diálogo, creando puentes" prometió Michel.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo