Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un inversor camina por delante de una pantalla que muestra los movimientos de la Bolsa en Hangzhou, en la provincia china de Zhejiang, el 27 de noviembre de 2015

(afp_tickers)

Las sesiones en las Bolsas chinas de Shanghái y Shenzhen quedarán temporalmente suspendidas a partir de enero si el mercado cae o sube un 5%, anunciaron las autoridades de regulación para limitar la enorme volatilidad de los mercados en China.

Las sesiones serán suspendidas durante 15 minutos si el índice CSI300 —que agrupa a las principales 300 empresas cotizadas— fluctúa un 5%, según comunicados publicados por los operadores bursátiles.

En caso de cambio de extrema rapidez, si el índice CSI300 —donde cotizan gigantes petroleros o bancarios— pierde o gana un 7% los intercambios quedarán suspendidos para el resto de la sesión para evitar "riesgos sistémicos", es decir un efecto de pánico.

Hasta ahora, las acciones individuales podían fluctuar un 10% como máximo. Estas medidas se adoptan para evitar la extrema volatilidad que aquejó hace pocos meses a la Bolsa de Shanghái, que se hundió más de un 30% en algunas semanas a mediados de junio, en un clima de pánico general.

AFP