Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Gente comprando en un mercado de Pekín el 5 de enero de 2016

(afp_tickers)

El Banco Central de China bajó este miércoles la cotización de referencia del yuan frente al dólar a su nivel más bajo desde abril de 2011, avivando los temores sobre el estado de la segunda economía mundial.

El Banco Central chino (PBOC) fijó en 6,5314 yuanes por dólar (-0,22% respecto a la víspera) la cotización central en torno a la cual el renminbi --otro nombre del yuan-- está autorizado a fluctuar frente al billete verde en un margen de más o menos 2%.

Se trata de la séptima bajada consecutiva decidida por el PBOC.

"Los mercados ejercen una fuerte presión a la baja del yuan ante el dólar", opina Bill Adams, economista del grupo PNC Financial Services, en una nota.

"El crecimiento chino es débil, el comercio exterior chino se contrae, el PBOC ha bajado seis veces desde noviembre de 2014 los tipos de interés, los tipos de interés estadounidenses suben y los capitales abandonan China", explica.

En el mercado chino, a media tarde, el yuan cotizaba a 6,5575 por dólar (-0,58%). Pero en el extranjero, la divisa china se debilitaba a 6,6964 yuanes por dólar, al fin de la sesión en Hong Kong, según la agencia Bloomberg.

China ha intervenido masivamente en los últimos meses para sostener a su moneda mediante grandes ventas de dólares, de manera que sus colosales reservas cambiarias han caído a su menor nivel en tres años, a 3,43 billones de dólares a fines de noviembre.

El PBOC volvió a intervenir el martes para apoyar al yuan, comprando su propia divisa y vendiendo dólares a través de los bancos públicos del país, según el Wall Street Journal.

El PBOC estremeció a los mercados a mediados de agosto al devaluar el yuan en casi 5% en una semana. Pero, deseoso de evitar cualquier "guerra de divisas", explicó que había simplemente modificado la forma de calcular la cotización de referencia para tener mejor en cuenta las tendencias del mercado.

Varios analistas consideraron que era una forma de ganarse al Fondo Monetario Internacional (FMI) para que éste diera luz verde a la inclusión del yuan en la canasta de divisas de la institución. Ello ocurrió a fines de noviembre, dándole así al yuan el estatuto de moneda de reserva, pese a que está lejos de ser convertible y que Pekín controla estrictamente los movimientos de capitales.

- Un freno económico -

En medio de estas incertidumbres sobre la economía china, las dos principales bolsas del país, Shanghai y Shenzhen, se habían derrumbado el pasado lunes (-7%), generando un cierre anticipado de sus sesiones en virtud de un nuevo mecanismo contra la volatilidad.

Ambas bolsas redujeron sus pérdidas el martes, y este miércoles cerraron sus sesiones con alzas, por encima del 2%.

El hundimiento del lunes de las dos grandes bolsas chinas fue consecuencia de la publicación de malos indicadores económicos del gigante asiático, en particular la contracción de la actividad manufacturera en diciembre, por quinto mes consecutivo.

Ello se produce en pleno proceso de ralentización de la economía del país. El crecimiento del PIB chino se frenó a 6,9% anual en el tercer trimestre de 2015, y será en todo el año pasado uno de los más débiles del último cuarto de siglo. Este indicador será publicado el 19 de enero.

En 2014, la economía china había crecido 7,3%, lo que ya fue uno de los menores ritmos en 25 años, cuando el PIB del gigante asiático crecía casi a un 10% anual.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP