Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Una mujer coloca unas banderas chinas y estadounidenses antes del inicio de una reunión comercial entre ambos países, el 10 de julio de 2014 en Pekín

(afp_tickers)

China convocó a la encargada de negocios de la embajada estadounidense en Pekín para protestar por la venta de armas a Taiwán por un valor de 1.800 millones de dólares por parte de Estados Unidos, anunció este jueves la cancillería china.

El vicecanciller chino Zhang Zeguang expresó el miércoles a la diplomática estadounidense Kaye Lee "las protestas solemnes" de Pekín y afirmó que China "tomaría las medidas necesarias para proteger sus intereses nacionales, entre ellos sanciones contra los grupos implicados en la venta de armas", según un comunicado del ministerio de Relaciones Exteriores.

El departamento de Estado norteamericano había indicado el miércoles su intención de vender a Taipéi dos fragatas de tipo Perry, misiles antitanque y misiles tierra-aire Stinger, entre otras armas defensivas, por un valor de 1.830 millones de dólares.

"China urge a Estados Unidos (...) a cancelar los planes de vender armas a Taiwán y detener los contactos militares" entre ambos países "para evitar causar más daños a las relaciones entre China y Estados Unidos y a la cooperación bilateral en importantes áreas", añadió la cancillería.

La venta de armas a la isla "atenta gravemente" contra las leyes internacionales, contra los principios que rigen las relaciones entre China y Estados Unidos, y contra la "soberanía de China y sus intereses en materia de seguridad", añade el comunicado.

Zhang Zeguang reiteró además a Kaye Lee, al cargo de la representación diplomática en ausencia del embajador, la posición tradicional de Pekín, según la cual "Taiwán es una parte inalienable del territorio chino".

China y Taiwán se hallan separadas de hecho desde el fin de la guerra civil de 1949, cuando las fuerzas comunistas de Mao Tse Tung expulsaron del continente a los nacionalistas del Kuomintang (KMT), que se refugiaron en Taiwán.

El anuncio de la venta de armas llega poco después de la reconciliación entre ambos territorios asiáticos, y en un contexto de temor ante una eventual militarización de Pekín en parte del mar de China Meridional.

AFP