China condenó el viernes las declaraciones realizadas la víspera por el vicepresidente de Estados Unidos, Mike Pence, que acusó a la NBA de complacencia ante el "régimen autoritario" chino y apoyó a los manifestantes de Hong Kong.

"Sus palabras muestran una arrogancia e hipocresía totales, están llenas de prejuicios políticos y de mentiras. China expresa su profunda indignación", declaró a la prensa Hua Chunying, una portavoz del ministerio de Exteriores de China.

"Al situarse del lado del Partido Comunista Chino y silenciar la libertad de expresión, la NBA está actuando como una filial propiedad del régimen autoritario", dijo Pence el jueves en un discurso en Washington.

Pence apoyó además las movilizaciones que comenzaron en junio en Hong Kong. "Los instamos a permanecer en la senda de la protesta no violenta. Pero que sepan que están en las oraciones y tienen la admiración de millones de estadounidenses", dijo.

Desde hace casi tres semanas se mantiene una delicada crisis diplomática entre China y la NBA surgida a partir de un tuit de Daryl Morey, director general de los Houston Rockets, en apoyo a los manifestantes prodemocracia de Hong Kong.

La NBA fue criticada por su comunicado de disculpa después de que estallara la tormenta, al incluir la palabra "lamentable" para referirse al tuit de Morey, pues muchos lo vieron como un guiño a China.

La liga, que ha cultivado minuciosamente los mercados extranjeros y acogido un número cada vez mayor de jugadores internacionales, encajó con preocupación la polémica con China, que amenaza sus lucrativos acuerdos de patrocinio y retransmisiones televisivas.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes