China anunció el viernes que "mejorará" el proceso de designación del jefe del Ejecutivo de Hong Kong, una de las reivindicaciones de los manifestantes, después de cinco meses de protestas prodemocracia en el territorio autónomo.

El régimen del presidente Xi Jinping no precisó cómo iba a actuar para lograr esta "mejora", ni si la misma iría en el sentido de un sistema más democrático como exigen los manifestantes.

Shen Chunyao, un alto cargo de la Oficina de Asuntos de Hong Kong y Macao del gobierno chino, agregó en rueda de prensa que los dirigentes comunistas, reunidos a puerta cerrada esta semana, también decidieron "mejorar" el sistema jurídico de Hong Kong "para preservar la seguridad nacional".

Hong Kong es una ex colonia británica que fue devuelta a China en 1997. El territorio, en virtud de su "Ley Fundamental" (su constitución regional), disfruta de una gran autonomía y libertades desconocidas en China continental: libertad de expresión y de manifestación y justicia independiente.

Pero la región vive desde principios de junio manifestaciones casi diarias y cada vez más violentas, para denunciar lo que se considera una creciente injerencia de China y exigir reformas democráticas.

Los manifestantes reclaman, entre otras cosas, poder elegir por sufragio universal directo al jefe del ejecutivo de Hong Kong, actualmente nombrado por un colegio de 1.200 grandes electores sometido a Pekín.

Etiquetas

Neuer Inhalt

Horizontal Line


Instagram

Síganos en Instagram

Síganos en Instagram

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes