Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, interviene durante una rueda de prensa con su homóloga australiana, Julie Bishop, en Canberra, el 7 de febrero de 2017

(afp_tickers)

Pekín minimiza la posibilidad de un conflicto con EEUU en el mar de China Meridional tras las declaraciones hostiles del presidente Donald Trump y asegura que las dos partes saldrían perdiendo, según Wang Yi, el ministro de Exteriores chino.

China mantiene la soberanía sobre casi toda la zona, a menudo contra los reclamos antagónicos de los vecinos del sureste asiático y ha construido a partir de arrecifes islas artificiales capaces de recibir a aviones militares.

Las islas son consideradas motivo potencial de conflicto y comentarios recientes del portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, y del secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, hicieron subir la temperatura.

El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, dijo durante una visita a Australia que una guerra no beneficiaría a ninguno de los dos países.

"Para cualquier político sensato, claramente no puede haber conflicto entre China y EEUU", dijo el ministro en Canberra. "Los dos perderían y ninguno puede permitirse eso", agregó.

El mes pasado Spicer dijo que EEUU se va a asegurar de que sus intereses estén "protegidos" en el mar de China Meridional, mientras que Tillerson indicó que podría impedirse el acceso a China a las nuevas islas, elevando la posibilidad de una confrontación.

Wang dijo que la relación entre EEUU y China "ha superado todo tipo de dificultades" a lo largo de las décadas.

AFP