AFP internacional

El ministro de Exteriores chino, Wang Yi, en rueda de prensa en Atenas el 23 de abril de 2017

(afp_tickers)

El ministro de Relaciones Exteriores chino, Wang Yi, exigió este miércoles el fin de las maniobras militares de Estados Unidos y Corea del Sur, así como del programa armamentístico nuclear de Corea del Norte, para calmar los ánimos en la península.

Para el ministro chino, las pruebas nucleares de Pyongyang son un "clara violación de las resoluciones de la ONU", pero las maniobras militares en torno a la península "tampoco respetan las resoluciones" en cuestión, y pidió al mismo tiempo el cese de los ejercicios castrenses conjuntos de los ejércitos de Estados Unidos y Corea del Sur.

Wang Yi se expresó en una rueda de prensa en Berlín, en un encuentro con su homólogo alemán, Sigmar Gabriel.

Seúl anunció maniobras conjuntas con un portaviones estadounidenses, que tiene que llegar a la región próximamente.

Washington envió su portaviones nuclear 'Carl Vinson' y su flotilla escolta a la península coreana, donde está previsto que llegue a finales de la semana.

"El peligro de que estallen nuevos conflictos en cualquier momento es grande, es por esta razón que pedimos a todas las partes que demuestren sangre fría y eviten cualquier acto o palabra que podrían llevar a nuevas provocaciones", declaró el jefe de la diplomacia china.

Interrogado sobre los riesgos de un conflicto armado, el ministro consideró que "incluso un 1% de riesgo no puede tolerarse", ya que una guerra tendría unas consecuencias "inimaginables".

AFP

 AFP internacional