Navigation

China expande negocios y Argentina capta inversiones con visita de presidente Xi

El presidente chino, Xi Jinping (D) y su par de Brasil, Dilma Rousseff, durante la visita del primero al Palacio de Planalto (sede de gobierno, en Brasilia, el 17 de julio de 2004. afp_tickers
Este contenido fue publicado el 17 julio 2014 - 21:16
(AFP)

La expansión de los negocios de China en Sudamérica y el interés de Argentina por captar inversiones del gigante que más alimentos le compra, serán dos temas dominantes en la visita de tres días a Buenos Aires del presidente chino Xi Jinping.

Xi llega el viernes a Argentina y seguirá viaje el domingo en una gira latinoamericana por Brasil, Venezuela y Cuba, en un momento en que la región no pasa por su mejor momento económico y precisa estímulos.

"Seguramente se anuncien grandes inversiones, entre ellas en el ramal ferroviario de mercancías Belgrano Cargas y en la construcción de dos represas hidroeléctricas en la provincia de Santa Cruz (Patagonia, sur)", dijo el excanciller Jorge Taiana.

Las inversiones chinas en Argentina ascienden a unos 23.000 millones de dólares, según cifras oficiales, y el objetivo es ampliarlas en sectores estratégicos como petróleo, minería, finanzas, obras públicas y exportadoras agrícolas.

"En 2013 el intercambio comercial alcanzó los 14.800 millones de dólares, 2.400 veces más que la cifra registrada al inicio de las relaciones diplomáticas", dijo recientemente Xi en una entrevista con medios de Latinoamérica.

El mandatario de la potencia asiática dijo que su país "se ha convertido en el segundo socio comercial de la Argentina a nivel global (detrás del Mercosur) y una fuente principal de las inversiones recibidas por la Argentina, que a su vez se cuenta como el quinto cliente comercial que China tiene en América Latina".

- China, socio clave -

Con un volumen global de exportaciones agrícolas de unos 30.000 millones de dólares este año, las ventas argentinas a China representan más de 6.000 millones de dólares en porotos de soja, carne de aves, cueros vacunos y aceite de maní, según el ministerio de Agricultura.

Semejante volumen de ventas implica que China es un socio clave para Argentina que sufre una sequía de dólares al permanecer fuera de los mercados mundiales y precisa incrementar las reservas del Banco Central, que suman casi 30.000 millones de dólares y llevan perdidos unos 20.000 millones desde 2011.

Argentina es el tercer proveedor de productos agrícolas a China después de Estados Unidos y Brasil, según estadísticas diplomáticas.

"Lo importante de la visita sería la inversión y el flujo de capitales", dijo en declaraciones radiales el economista Mario Blejer, expresidente del Banco Central y exconsejero del Banco de Inglaterra.

- Sequía de dólares en Argentina -

Un sensible interés argentino en la visita radica en el proyecto de renovación del canje de monedas de pesos por yuanes por el equivalente a unos 10.000 millones de dólares, para fortalecer reservas del Banco Central, como se hizo en 2009.

"Este tipo de acuerdos solo se gatillan en un escenario crítico y suelen operar, en realidad, como un reaseguro", dijo a la prensa local otro expresidente del Banco Central, Martín Redrado.

Pero Redrado aclaró que "no será sencillo conseguir divisas (dólares) a cambio de yuanes. Llegado el caso pueden ser operaciones en pequeñas cantidades".

Para reforzar esta iniciativa, el Congreso acaba de darle casi en forma unánime aprobación a un proyecto que declara la inmunidad del dinero de bancos centrales extranjeros depositado en el país.

"Nunca antes un presidente chino tuvo tan en cuenta a la región con comitiva que estará compuesta por unos 200 empresarios de automotrices, servicios, petroleras, mineras, ferrocarriles, hidroeléctricas e infraestructura vial", dijo en un comunicado Miguel Calvete, director de la Cámara de Industria y Comercio Chino-Argentina y de la federación de supermercados chinos.

Los comercios minoristas chinos son otra prueba de una fuerte presencia en el país, al competir con las grandes cadenas de hipermercados.

Este artículo ha sido importado automáticamente del antiguo sito web al nuevo. Si observa algún problema de visualización, le pedimos disculpas y le rogamos que nos lo indique a esta dirección: community-feedback@swissinfo.ch

Compartir este artículo

Únase a la conversación

Con una cuenta de SWI, tiene la oportunidad de contribuir con comentarios en nuestro sitio web.

Conéctese o regístrese aquí.