Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El segunda portavión de China, el primero de diseño y fabricación propia, durante su botadura el 26 de abril de 2017 en los astilleros de la ciudad de Dalian, en la provincia nororiental de Liaoning

(afp_tickers)

China botó este miércoles su segundo portaviones, el primero diseñado y fabricado enteramente en el país, en un contexto de grandes inversiones en sus fuerzas armadas, reforzando su estatus de gran potencia capaz de rivalizar con Estados Unidos.

No faltó ni corte de cinta ni el estallido de una botella de champán contra el casco del buque, construido por los astilleros de Dalian, en el noreste de China, anunció la agencia oficial de prensa Xinhua, que no precisó la fecha prevista para su puesta en servicio ni tampoco el nombre del portaviones.

El país asiático ya disponía de un portaviones, el 'Liaoning', cuyo casco había sido fabricado en la extinta Unión Soviética. Esta nave entró oficialmente en servicio en 2012, aunque no fue hasta el año pasado cuando efectuó sus primeros ejercicios de disparos reales y su primera salida al océano Pacífico.

"La construcción de un primer portaviones por parte de China constituye sin duda un acontecimiento histórico, porque la eleva al rango de las pocas potencias militares mundiales capaces de hacerlo, junto a Estados Unidos, Rusia, Gran Bretaña, Francia, Italia y España", observó Juliette Genevaz, especialista sobre China en el Instituto de Investigación Estratégica de la Escuela Militar francesa.

"Puede hablarse de salto tecnológico, porque es muy probable que se trate del primero de una serie de portaviones" construidos en China, agregó.

La botadura se produce en medio de crecientes tensiones internacionales acerca de Corea del Norte y su programa nuclear y balístico.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, anunció el envío del portaviones 'Carl Vinson' a las inmediaciones de la península coreana, como medida destinada a presionar a Corea del Norte.

Aunque China también denuncia el programa nuclear de su país vecino, instó a Estados Unidos a la moderación.

Desde hace años, Pekín intenta modernizar sus fuerzas armadas, especialmente la marina, en respaldo a sus aspiraciones en el mar de China Meridional, región cuya soberanía se disputan varios países vecinos.

Se necesitarán unos dos años antes de que el nuevo portaviones chino quede enteramente equipado y lleve a cabo sus primeros ensayos en el mar, anticipó Genevaz.

- Dos contra diez -

El buque tendrá propulsión convencional y no nuclear. Transportará en particular aparatos del modelo Shenyang J-15, avión de combate de la fuerza aeronaval china, había precisado el Ministerio de Defensa chino al anunciar la construcción de la nave en 2015.

Las fuerzas armadas chinas están sin embargo lejos de rivalizar con las estadounidenses, que poseen una decena de portaviones operacionales, así como unas 600 bases militares en unos 50 países, mientras que Pekín sólo cuenta por ahora con una base en el extranjero, construida en Yibuti, en el este de África.

Los nuevos portaviones constituyen por el momento una cuestión de prestigio para China, estima James Char, experto de la Escuela S. Rajaratnam de Estudios Internacionales de Singapur.

"Es muy poco probable que planteen una amenaza para Estados Unidos, si se toma en cuenta el avance tecnológico de los portaviones norteamericanos", destacó.

Sólo se podrá hablar de hito tecnológico el día en que los portaviones chinos dispongan de propulsión nuclear y catapultas para el lanzamiento de sus aviones, agrega el experto.

A principios de año, Pekín anunció un incremento del 7% de su presupuesto militar, que pasó a 156.000 millones de dólares. Aunque China multiplicó por diez su presupuesto de defensa en 15 años, sigue estando por detrás del de Estados Unidos, que asciende a 628.000 millones de dólares.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP