Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un hombre camina por un centro comercial de Pekín vacío el 15 de febrero de 2016

(afp_tickers)

China vio sus exportaciones e importaciones caer de nuevo en enero, en un contexto de degradación continua de la actividad industrial en la segunda economía mundial, según las cifras publicadas este lunes por las aduanas chinas.

Las exportaciones del gigante asiático cayeron un 6,6% interanual en enero, a 1,14 billones de yuanes (unos 174.000 millones de dólares), según estas estadísticas, desveladas únicamente en la divisa china.

Por su parte, las importaciones de la segunda economía mundial siguieron retrocediendo el pasado mes, con una caída del 14,4% interanual, a 738.000 millones de yuanes.

Los datos comerciales de China, gran consumidor de materias primas y primera potencia comercial del planeta, generan un gran interés, máxime cuando el comercio exterior es un pilar tradicional de su modelo económico.

Sin embargo, las exportaciones del país sufren una disminución de la demanda exterior en un contexto de debilidad económica en muchos de sus socios comerciales, pero también un encarecimiento de los costes del trabajo en China, que erosionan su competitividad.

El hundimiento de los precios de las materias primas penalizaron, asimismo, el monto de las importaciones chinas.

El excedente comercial del país aumentó un 12,2% interanual en enero, a 406.000 millones de yuanes, precisó el servicio de aduanas.

Las cifras hechas públicas este lunes se sitúan muy por debajo de las estimaciones de los expertos consultados por la agencia Bloomberg, que apostaban por una reducción del 1,8% de las exportaciones y de un 3,6% de las importaciones, en base a los datos en dólares.

Aunque las cifras oficiales en dólares no han sido publicadas todavía, los intercambios comerciales chinos parecen haber acelerado su repliegue en enero. Expresadas en dólares, las exportaciones retrocedieron un 1,4% en diciembre y las importaciones, un 7,6%.

El comercio exterior chino se contrajo un 8% en el conjunto de 2015, muy lejos del aumento del 6% que buscaba Pekín. China registró el año pasado un crecimiento económico del 6,9%, su peor resultado desde hace 25 años.

A pesar de los esfuerzos del Gobierno, la actividad industrial registró también en enero su mayor contracción en tres años.

Las turbulencias bursátiles y la depreciación continua del yuan siguen degradando la confianza y potencia la huida de capitales del país, perjudicando a su paso el valor de la divisa china.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP