Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Unos manifestantes portan una pancarta con una caricatura del presidente de EEUU, Donald Trump, durante una marcha para demandar paz en la península coreana, el 15 de agosto de 2017 en Seúl

(afp_tickers)

China ve "señales" de que la tensión se reduce en torno a la crisis de Corea del Norte, pero la situación sigue "complicada" y las nuevas sanciones de Estados Unidos contra empresas chinas relacionadas con Pyongyang "no facilitarán" una solución, advirtió este miércoles Pekín.

"La situación extremadamente tensa" sobre Corea del Norte "presenta señales de disminución, aunque sigue muy complicada y delicada", juzgó Hua Chunying, portavoz del ministerio chino de Relaciones Exteriores.

Consideró sin embargo que las nuevas sanciones de Washington "no ayudarán a encontrar una solución" ni "facilitarán" la cooperación de China en la crisis.

Estados Unidos anunció sanciones contra 10 organizaciones y seis individuos chinos y rusos, acusados de contribuir en el desarrollo del programa nuclear del régimen de Kim Jong-un al participar en los recursos del país.

Entre las empresas sancionadas figuran destacados importadores de carbón, como las compañías chinas Zhicheng y Dandong Rich Earth.

Para Washington, estas entidades están implicadas en transacciones que benefician a empresas vinculadas con el programa de desarrollo de armas nucleares y misiles balísticos de Pyongyang.

Las autoridades estadounidenses ordenaron congelar todos sus bienes y haberes en Estados Unidos, así como la prohibición de sus ciudadanos a comercializar con ellos.

"China se opone a sanciones unilaterales decididas fuera del marco del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas", insistió Hua Chunying.

La tensión entre Pyongyang y Washington alcanzó su punto máximo a mediados de agosto, a raíz de las pruebas de misiles intercontinentales norcoreanas. Tras aquellos lanzamientos, el presidente estadounidense, Donald Trump, prometió "fuego y furia" contra el régimen de Kim Jong-un.

Por su parte, el líder norcoreano ordenó la producción de propulsores de cohetes y cabezas de misiles balísticos intercontinentales (MBIC), indicó este miércoles la prensa oficial en Pyongyang.

Las tensiones en torno al programa de armamento de Corea del Norte se incrementaron este año cuando Pyongyang probó dos MBIC el mes pasado, tras lo cual su radio de alcance al parecer pasó a incluir el territorio continental de Estados Unidos.

Desde ambos lados siguieron amenazas mutuas y aunque en los últimos días la retórica parece haberse desinflado, Estados Unidos y Corea del Sur lanzaron esta semana sus ejercicios militares bilaterales anuales "Ulchi Freedom Guardian", que el Norte siempre considera como ensayos de una invasión.

Kim realizó una visita de inspección al Instituto de Materiales Químicos de la Academia de Ciencia sobre Defensa, que desarrolla los misiles de Corea del Norte, indicó KCNA.

"Le encargó al instituto que produzca más propulsores de cohetes con combustible sólido y cabezas de misil", agregó.

Las interrogantes siguen abiertas acerca de la capacidad de Corea del Norte para lograr que una cabeza de misil balístico sobreviva al intenso calor generado por su regreso a la atmósfera, aunque Pyongyang asegura poseerla.

Corea del Norte ha amenazado con lanzar una salva de misiles en las cercanías de la isla norteamericana de Guam, en el Pacífico, pero desde entonces se ha retractado.

El secretario de Estado estadounidense, Rex Tillerson, ayudó a reducir tensiones el martes al elogiar a Pyongyang por dar muestras de "moderación" al no realizar pruebas nucleares desde la imposición de nuevas sanciones por la ONU.

También manifestó la esperanza de que ello sea una señal de la disposición de Pyongyang para entablar negociaciones de paz y desarme con Washington "en un futuro cercano".

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP