Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Vladimir Putin, presidente de Rusia (I) le da la mano a su homólogo chino Xi Jinping en Pekín el 25 de junio de 2016

(afp_tickers)

Los presidentes de China y Rusia, Xi Jinping y Vladimir Putin, destacaron este sábado la cercanía entre ambas potencias que viven tensiones crecientes con Occidente, en una ceremonia en Pekín durante la cual asistieron a la firma de tratados bilaterales.

"Rusia y China tienen puntos de vista muy cercanos e incluso prácticamente idénticos en la escena internacional", afirmó Putin, en su cuarto viaje a China desde que Xi fue nombrado presidente en 2013.

Agregó que sus discusiones con Xi versaron sobre "el refuerzo conjunto de la lucha contra el terrorismo" y sobre el expediente nuclear norcoreano, la situación en Siria y la estabilidad en el mar de China Meridional.

Los dos países comparten, entre otras preocupaciones geoestratégicas, un marcado recelo hacia Estados Unidos. Suelen votar de forma similar en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde ambos tienen derecho de veto, muchas veces en oposición a los otros miembros permanentes, en asuntos como el conflicto sirio.

Las reivindicaciones chinas sobre la casi totalidad del mar de China Meridional, donde Pekín construyó islas artificiales de uso militar, incrementaron las tensiones con sus vecinos y con Estados Unidos.

En cuanto a Rusia, su anexión de la península ucraniana de Crimea y su apoyo a movimientos separatistas en el este de Ucrania llevaron sus relaciones con Occidente a su peor momento desde el fin de la Guerra Fría.

Sometida a sanciones, Moscú busca reorientar hacia el continente asiático sus exportaciones de gas y petróleo y forja una alianza energética con Pekín.

- 'Amigos para siempre' -

Xi recordó que este año se cumple el 15º aniversario del tratado de amistad sino-ruso y expresó su deseo de que ambos países sigan siendo "amigos para siempre".

Luego asistieron a la firma de treinta acuerdos bilaterales en las áreas de comercio, infraestructura, diplomacia, tecnología, agricultura, finanzas, energía, deportes y medios de comunicación.

Uno de esos acuerdos, entre el gigante petrolero ruso Rosneft y la China Petrochemical Corporation (Sinopec), prevé la construcción de una procesadora de gas y de una planta petroquímica en Siberia oriental.

Xi y Putin firmaron personalmente dos declaraciones conjuntas, una sobre el "refuerzo de estabilidad estratégica mundial" y la otra sobre promoción del desarrollo de la información y del ciberespacio.

Xi abogó por una mayor cooperación entre las agencias informativas de Rusia y de China, a fin de que ambos países puedan "aumentar conjuntamente la influencia" de sus medios en la formación de la opinión pública internacional.

El gobernante Partido Comunista Chino acentuó la represión de disidentes desde que Xi llegó al poder, en tanto que Putin es blanco de críticas por atropellos contra los derechos humanos.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP