Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El anuncio de Donald Trump "ha detonado un tsunami de apoyo hacia el cumplimiento del Acuerdo de París, por parte de muchísimos gobiernos del mundo y también a las fuerzas vivas de la economía real de Estados Unidos, dijo Christiana Figueres

(afp_tickers)

La costarricense Christiana Figueres, exnegociadora de ONU para el cambio climático, "agradeció" este viernes al presidente Donald Trump por el "tsunami de apoyo" al Acuerdo de París que generó su anuncio de retirar a Estados Unidos de este compromiso para reducir el calentamiento del planeta.

El anuncio del presidente estadounidense "ha detonado un tsunami de apoyo hacia el cumplimiento del Acuerdo de París, por parte de muchísimos gobiernos del mundo y también a las fuerzas vivas de la economía real de Estados Unidos, que dijeron que con o sin la Casa Blanca nosotros vamos a seguir adelante", dijo Figueres.

Unos 160 países ya han ratificado el Acuerdo de París, que apunta a una descarbonización de la economía global para 2050, causante de los gases de efecto invernadero que contribuyen a aumentar las temperaturas del planeta, recordó.

La creciente sensibilización del sector público y la población, ya que no hay ningún país que no haya sufrido el impacto del cambio climático, favorecen esta transición que debe ser "sistémica", agregó.

A ello se suman las fuerzas del mercado, atraídas por el abaratamiento de las energías renovables, que ya representan el 23% de la matriz energética mundial y se espera que aumente al 30-40% para el 2030 y un 50-70% para 2050.

"¡Algo que hace cinco años, no nos hubiéramos podido imaginar!", exclamó ante una nutrida audiencia en un hotel de Santiago, convocada por el grupo de reflexión Líderes Empresariales contra el Cambio Climático, que reúne a varias empresas eléctricas y en el que también participó el expresidente chileno Ricardo Lagos.

A esta "revolución energética" se suman los "cambios geopolíticos" que favorecen las nueves fuentes "endógenas" energéticas, no sólo en cuanto a energías renovables sino de materiales como el litio, para la fabricación de baterías, y que están "democratizando la energía".

"El poder económico va a estar dividido entre los dueños de los combustibles y los de los minerales", predijo.

Figueres reclamó un "optimismo testarudo y persistente" ante el cambio climático, porque lo "imposible no es un hecho, es una actitud".

subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

AFP