Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un autobús escolar en Los Angeles el 13 de febrero de 2009

(afp_tickers)

Todas las escuelas públicas de Los Ángeles fueron cerradas el martes tras recibir amenazas, indicó Ramon Cortines, director del sector que agrupa a unos 640.000 alumnos, desde preescolares a secundarios.

"Esta mañana, justo después de las 05H00, recibí un llamado" del responsable de la Policía en materia de seguridad de las escuelas "y habló de una amenaza no contra una, sino contra varias escuelas" en Los Angeles, dijo Cortines durante una conferencia de prensa.

Agentes de Policía y del FBI fueron convocados para ayudar a revisar más de 1.000 centros educativos en el distrito, declaró Cortines, y agregó que esperaba que la operación terminara en el correr del día.

El director del Los Angeles Unified School District (LAUSD) dijo que se habían tomado medidas de seguridad extraordinarias tras los ataques del 2 de diciembre en San Bernardino, en los que murieron 14 personas.

"Pienso que es importante que haya tomado precauciones sobre la base de lo que ocurrió recientemente y en el pasado", dijo Cortines.

Por su parte, el jefe de Policía encargada de las escuelas de Los Angeles, Steven Zipperman, también expresó que la decisión fue una medida extrema de precaución.

"A primera hora de esta mañana recibimos una amenaza electrónica que se refería a la seguridad de nuestras escuelas", dijo Zipperman en la conferencia de prensa.

Explicó que "tal como él ha indicado (Cortines), hemos elegido cerrar hoy nuestras escuelas hasta que estemos absolutamente convencidos de que están seguras".

Zipperman dijo que las escuelas privadas del distrito se mantuvieron abiertas, dado que la amenaza estaba dirigida solo al LAUSD.

La conferencia de prensa se había convocado apenas después de la hora de apertura de muchas escuelas. Por eso Steve Zimmer, presidente del Consejo de Educación de Los Ángeles, dijo que se había contactado a las familias que ya habían dejado a los niños y se les pidió que los pasaron a recoger.

El LAUSD es el segundo distrito educativo más importante del país con más de 900 escuelas. El distrito incluye más de 21.000 locales en la ciudad de Los Ángeles y los suburbios.

Por otro lado, la Policía de Nueva York informó este martes que se habían recibido amenazas contra las escuelas neoyorquinas, pero que las consideraban no creíbles.

"No hay amenaza creíble contra nuestros niños, y estamos absolutamente persuadidos de que nuestras escuelas están seguras", dijo en una conferencia de prensa el alcalde de Nueva York, Bill de Blasio.

AFP