Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Un voluntario y un soldado israelí, junto al cuepor de un palestino abatido tras su intento de ataque contra un policía en un puesto de control cerca del asentamiento de Har Homa, en la Cisjordania ocupada, el 14 de febrero de 2016

(afp_tickers)

Las fuerzas de seguridad israelíes mataron este domingo a cinco palestinos que lanzaron varios ataques contra soldados y policías israelíes en los territorios palestinos ocupados de Cisjordania y Jerusalén Este, en el último episodio de una oleada de violencia iniciada hace cuatro meses.

Desde principios de octubre, los ataques aislados perpetrados por palestinos, así como los enfrentamientos entre jóvenes palestinos lanzadores de piedras y soldados israelíes, han dejado 172 muertos palestinos, 26 israelíes, un eritreo, un estadounidense y un sudanés, según un recuento de la AFP.

La mayoría de los palestinos muertos son los autores o presuntos autores de los ataques contra civiles o miembros de las fuerzas israelíes, principalmente con arma blanca. Los ataques con armas de fuego son poco corrientes y las autoridades israelíes anuncian casi diariamente la detención de palestinos en posesión de cuchillos.

La jornada del domingo ha estado marcada, sin embargo, por dos ataques con armas de fuego. El primero tuvo lugar durante la mañana a manos de dos adolescentes de 15 años en el norte de Cisjordania, mientras que otros dos palestinos perpetraron el segundo durante la tarde a las puertas de la Ciudad Vieja de Jerusalén.

Nihad y Fuad Waked, dos palestinos de 15 años sin parentesco directo, "lanzaban piedras contra vehículos" que circulaban cerca de su localidad de Araqa, al oeste de la ciudad de Yenín.

"Cuando los soldados llegaron al lugar, uno de los atacantes disparó contra ellos y los soldados respondieron con disparos" y los mataron, declaró un portavoz del Ejército a la AFP.

Poco después, entre Jerusalén y Belén, un palestino que había intentado atacar a un policía israelí a cuchilladas fue abatido, anunció la policía. El Ministerio de Salud lo identificó como Naim Safi, de 17 años, originario de un pueblo próximo a Belén, en Cisjordania.

Ningún miembro de las fuerzas de seguridad resultó herido en estos ataques, indicó la policía.

- Una joven herida en Hebrón -

A final del día, una joven palestina "intentó atacar con un cuchillo a un policía frente a la Tumba de los Patriarcas" en Hebrón, según la policía israelí. La joven, de 20 años, resultó herida de bala y fue trasladada "a un hospital en estado crítico", según la policía.

Hebrón, la ciudad más poblada de Cisjordania, fue durante mucho tiempo el motor comercial de los Territorios Palestinos. Desde que en 1967 fue ocupada por Israel se ha convertido en un polvorín.

Progresivamente, 500 colonos se han instalado en el centro histórico de esta ciudad, resguardados por los soldados que impiden la entrada a los palestinos.

Manifestantes palestinos y jóvenes dicen expresar su cólera contra la ocupación y sus múltiples aspectos como los puntos de control, las humillaciones y la colonización.

Para intentar frenar la ola de violencia, la clase política y militar israelí se encuentran divididan entre aquellos que quieren sanciones y quienes abogan por un mayor desarrollo económico, con permisos de trabajo adicionales y vínculos comerciales reforzados.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP