Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Anina Ciuciu, estudiante de abogacía y aspirante a convertirse en la primera senadora gitana de Francia, posa en el Jardín de Luxemburgo de París el 20 de septiembre de 2017

(afp_tickers)

A sus 27 años, Anina Ciuciu estudia abogacía y aspira a convertirse este domingo en la primera senadora gitana de Francia para "devolver el orgullo a quienes están obligados a agachar la cabeza".

"He sido mendiga, me han humillado para siempre. Mi recorrido demuestra que todo es posible", cuenta esta joven que encabeza una lista independiente en la región parisina con la bendición de la senadora ecologista saliente, Aline Archimbaud.

Sus posibilidades son reducidas, pero ella quiere "abrir el camino" para otras personas en un país en el que viven unos 20.000 gitanos, a menudo en condiciones muy precarias.

Anina tenía siete años cuando sus padres —él contable y ella enfermera— huyeron de la Rumanía poscomunista arrasada por la crisis.

Con sus tres hijas, los Ciuciu cruzaron a pie los campos minados de la ex Yugoslavia para instalarse en Roma, "jugándose la vida como los migrantes de hoy en día", cuenta la candidata.

Tras seis meses de "vida inhumana" en un campamento gigante, la familia se dirigió a Francia. "Mi padre quería ofrecernos un futuro en el país de los derechos humanos", recuerda la estudiante de larga melena negra.

Pero en Francia nada salió como estaba previsto. Las autoridades no concedieron el derecho de asilo a su familia y le pidieron que abandonara el territorio. Fueron expulsados del albergue social en el que vivían y los niños no pudieron seguir yendo a la escuela. "El director lloraba", dice Anina Ciuciu.

Un día en que mendigaba en Bourg-en-Bresse, en el este de Francia, su madre conoció a la persona que iba a cambiar su vida: la maestra de escuela Jacqueline de la Fontaine.

"Estaba en la plaza del mercado con una niña en brazos", recuerda De la Fontaine. La maestra decidió apoyar a la familia y ayudarla con sus trámites para lograr lo que ella consideraba prioritario: la escolarización de los niños.

A los ocho años, Anina empezó a ir a la escuela primaria y aprendió francés. "Dotada" para los estudios y "tenaz", según la profesora, la chica obtendrá años después su bachillerato en Ciencias con buena calificación y elegirá estudiar Derecho para "luchar contra las injusticias".

- "La batalla será dura" -

Naturalizada en 2013 "gracias" a la publicación de un libro - "Soy cíngara y siempre lo seré" -, la joven es hoy la única persona de su familia con nacionalidad francesa.

"Tuvimos la suerte de conocer a la buena persona en el buen momento. Sin embargo, no es el papel de la suerte, sino el de las instituciones el permitir semejante recorrido", lamenta.

Promete que no será "la gitana de turno" si consigue un escaño de senadora, pero sí acepta ser un símbolo. "Sería histórico que una joven francesa de origen gitano fuera elegida. ¡Sobre todo en el Senado, compuesto en su mayoría por hombres y donde la media de edad es de 64 años!".

"La apoyo porque representa combates difíciles para la justicia y la ecología. Pero la batalla será dura porque es joven y hay muchos prejuicios sobre los gitanos", afirma la senadora Aline Archimbaud.

"Es un modelo para los gitanos en general y las chicas en particular. Ayuda a romper esa barrera de la autoestima, muy presente en la comunidad", opina Christian Padure, un treintañero que asiste a uno de sus mítines.

"Esa candidatura es muy tardía, pero es el comienzo de algo. En Suecia o en Europa Central ya hay diputados gitanos", recuerda Pierre Chopinaud, director de la asociación La Voz de los Gitanos.

¿Por qué no hay más Aninas Ciuciu? "Anina ha tenido un recorrido escolar normal", contesta el militante. "Por desgracia, es un excepción", lamenta.

En Seine-Saint-Denis, el departamento al norte de París donde se presenta la estudiante, el 80% de los niños gitanos no va a la escuela.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP