Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, saluda a los presentes tomando a la candidata a sucederle Hillary Clinton durante la tercera noche de la Convención Demócrata en Filadelfia, el 27 de julio de 2016

(afp_tickers)

Hillary Clinton prometerá este jueves a los estadounidense que su "misión primaria" en la Casa Blanca será la creación de empleos, ya que el país se encuentra ante un "momento decisivo", al aceptar formalmente la nominación del partido Demócrata a la Casa Blanca.

"Mi primera misión como presidente será crear más oportunidades y buenos puestos de trabajo con mejores salarios en Estados Unidos", dirá Clinton, de acuerdo con fragmentos del discurso distribuidos por su equipo de campaña.

Eso ocurrirá "desde mi primer día en el cargo hasta el último. Y especialmente en lugares que por mucho tiempo han sido puestos a un lado y dejados atrás", añadirá.

De acuerdo con Clinton, el país "está nuevamente ante un momento decisivo. Fuerzas poderosas amenazan dividirnos. Los lazos de confianza y respeto están rompiéndose". Por eso, añadirá, "debemos decidir si vamos a trabajar juntos para poder todos crecer juntos".

Se trata de la primera vez que una mujer disputará la presidencia de Estados Unidos en representación de uno de los dos grandes partidos políticos. Para eso Clinton recibió el miércoles el apoyo entusiasta del presidente Barack Obama en la Convención Nacional del Partido Demócrata.

Ante una multitud de casi 5.000 delegados del partido reunidos en Filadelfia, Obama dijo que nunca hubo un hombre o una mujer más capacitado y mejor preparado que Hillary Clinton para ser presidente de Estados Unidos, incluyéndose a sí mismo y al expresidente Clinton en la lista.

"¡Vamos a llevar a Hillary Clinton a la victoria este año, porque es lo que el momento pide!", dijo Obama.

Se trata de una ocasión especial para ambos, ya que Obama derrotó ajustadamente a Clinton en la elección interna en 2008. Después, al llegar a la Casa Blanca, la llamó para ser su secretaria de Estado.

- Apoyo de tres presidentes -

El partido espera ahora poder suceder a Obama, el primer presidente negro en la historia de Estados Unidos, con Clinton, quien sería la primera mujer.

Esa posibilidad hace soñar alto a los delegados presentes en la Convención que finaliza el jueves en Filadelfia y en la que a Clinton no le han faltado apoyos de peso.

El expresidente Jimmy Carter (1977-1981) se hizo presente mediante un video en el que dejó claro su respaldo a Clinton para ocupar el cargo más importante del país.

Por su parte, el expresidente Clinton (1993-2001) pronunció un largo discurso en el cual narró la historia de su relación con Hillary, en un testimonio muy personal con el que se propuso dar una imagen cálida de la ahora candidata a presidente.

Finalmente, si Bill Clinton se concentró en la Hillary esposa y madre, Obama puso la lupa en la funcionaria pública ejemplar, habituada a la toma de decisiones trascendentales y complejas.

"Nada te prepara realmente para las exigencias del Salón Oval. Hasta que te sientas ante esa mesa, no sabes cómo es administrar una crisis global, enviar gente a la guerra. Pero Hillary ya ha estado en ese salón; ha sido parte de las decisiones", dijo Obama.

- Ambiente de polémica -

La aceptación de la candidatura por parte de Clinton, una formalidad necesaria en las normas partidarias, tendrá lugar en coincidencia con un nuevo y espectacular escándalo político protagonizado por Donald Trump, el candidato por el Partido Republicano.

Trump convocó una conferencia de prensa para negar cualquier relación con la supuesta participación de espías rusos en la intervención de los servidores de correo electrónico del Comité Nacional del Partido Demócrata, mensajes que al ser divulgados la semana pasada ya habían provocado una tormenta.

Sin embargo, Trump terminó pidiendo a Rusia que utilice sus espías para investigar los correos electrónicos de Clinton cuando era secretaria de Estado.

"Rusia, si estás escuchando: espero que seas capaz de hallar los 30.000 emails que están perdidos. Probablemente serán generosamente recompensados por la prensa", dijo Trump en referencia a los correos que Clinton dijo haber borrado de los servidores privados que mantenía en su residencia cuando era secretaria de Estado.

El exdirector de la CIA y exsecretario de Defensa Leon Panetta dijo en la convención demócrata que era "inconcebible" que un candidato presidencial estadounidense pidiera que un adversario político sea objeto de espionaje por parte de un país extranjero.

Este jueves, en declaraciones a la red de televisión FOXNews, Trump aseguró que estaba siendo "sarcástico" cuando pidió a Rusia que use sus espías contra Clinton, y añadió que las autoridades estadounidenses ni siquiera saben si fueron los rusos quienes penetraron los correos de la dirigencia demócrata.

Además, añadió Trump, el líder ruso Vladimir Putin "sin dudas está haciendo mucho mejor su trabajo que Obama".

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP