Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La candidata a la presidencia estadounidense, Hillary Clinton, se saca un selfie con jóvenes en la Universidad Temple, en Filadelfia, Pensilvania, Estados Unidos, el 19 de septiembre de 2016

(afp_tickers)

Hillary Clinton comenzó a calentar los motores para atraer a los jóvenes estadounidenses, un grupo demográfico clave que se resiste a votarla mientras ella lucha con uñas y dientes ante Donald Trump por la Casa Blanca.

Los números de las encuestas son alarmantes para la candidata demócrata, que busca convertirse en la primera mujer presidenta de Estados Unidos.

Recientemente, en agosto, entre las personas de entre 18 y 34 años, Clinton tenía una ventaja de 24 puntos sobre el republicano Trump, pero en septiembre esa cifra se redujo cinco puntos, según una encuesta de la universidad Quinnipiac.

Esto hace que el panorama sea el siguiente: Clinton cuenta con un 31%, Trump con el 26%, el candidato libertario Gary Johnson aumentó de un 16% a un 29% de agosto a septiembre y la candidata del Partido Verde, Jill Stein, un 15%, según el mismo estudio.

El 62% de los encuestados dijo que estaba dispuesto a votar por un candidato distinto a Clinton o Trump.

El 90% expresó que considera a Clinton una persona inteligente mientras que el 77% dice que es alguien experimentada. El 77% dijo que no cree que sea honesta, una cifra aún peor que la de Trump, que se encuentra en un 68%, según el sondeo.

Una encuesta de CBS/New York Times dio a Clinton el 48% de apoyo entre los jóvenes, comparado al 29% que respalda a Trump. Pero el 21% expresó que no votaría o que daría su voto a otro que no fuera Clinton ni Trump.

Sin el apoyo de los jóvenes estadounidenses, Clinton podría perder en los estados claves de Carolina del Norte, Florida y Ohio, dijeron los expertos.

Los 'millennials' fueron en gran parte responsables de que Barack Obrama ganara en 2008 y en menor medida también en 2012 cuando fue reelegido, dijo Jeanne Zaine, un profesor de ciencias políticas en el Iona College, en las afueras de la ciudad de Nueva York.

"Los 'millennials' son la generación más grande en la historia estadounidense, sobrepasando a los 'baby boomers'" (los nacidos tras la Segunda Guerra Mundial hasta 1965), expresó Zaino, agregando que ese grupo cuenta con 69 millones de potenciales votantes y que Clinton necesita su apoyo.

"Desafortunadamente para Hillary Clinton, no lo ha hecho bien con los millennials. La están abandonando por personas como Gary Johnson y Jill Stein", agregó.

Zaino dijo que la candidata demócrata deberá trabajar duro para volver a conquistarlos y que la voten en los comicios de noviembre.

Las encuestas muestran que los jóvenes sienten que Clinton no da prioridad a los asuntos que los afectan.

Además, algunos jóvenes nacieron cuando Bill Clinton era presidente, entre 1993 y el 2001, y sólo tienen una vaga familiaridad con ese periodo. Y la mayoría sabe de los escándalos de la era Clinton, dijo Zaino.

- 'Gran brecha generacional' -

Y cuando los jóvenes se enteran, por ejemplo, de que Clinton solía estar en contra del matrimonio entre personas del mismo sexo "no pueden comprenderlo".

"Hay una enorme brecha generacional, dijo Zaino.

El que fuera rival demócrata de Clinton, Bernie Sanders, despertó el interés de los jóvenes de Estados Unidos con su promesa de luchar contra la desigualdad de ingresos, los excesos de Wall Street y con su promesa de proporcionar una educación universitaria gratuita.

Puede que sea mayor que Clinton, pero habla a los jóvenes de una forma en la que Clinton no lo hace, dijo Zaino.

En un intento de contrarrestar esta situación, la campaña de Clinton anunció el lunes que iba a intensificar su proximidad con los jóvenes a través de mesas redondas, debates en Facebook, eventos diseñados para que vayan a registrarse para votar y enviar pesos pesados como sustitutos en la campaña electoral.

Obama y su esposa, Michelle, Sanders, la senadora liberal Elizabeth Warren y el compañero de fórmula de Clinton, Tim Kaine, han hecho todo lo posible la semana pasada para tratar de ganar el respaldo de los jóvenes.

En un discurso pronunciado el lunes en la Universidad Temple en Filadelfia, Clinton habló sobre los valores que la impulsan y sobre sus primeros días como abogada trabajando para ayudar a jóvenes pobres.

También abordó otras temáticas que son importantes para los jóvenes: el cambio climático, la violencia sexual en los campus de las universidades de Estados Unidos y los onerosos préstamos que los jóvenes tienen que solicitar para poder pagar sus estudios y asistir a la universidad.

Instó a los estudiantes a registrarse para votar y luego sufragar el 8 de noviembre.

"Los necesito", dijo Clinton y agregó que la carrera a la Casa Blanca va a estar muy reñida.

El público aplaudió educadamente.

Clinton también publicó una carta abierta en Mic, un sitio web dirigido a los jóvenes, haciendo alusión a lo que ha aprendido de este grupo de estadounidenses.

"Su generación es una de las generaciones más abiertas, diversas y emprendedoras en la historia de nuestro país", escribió.

Se comprometió a trabajar con los jóvenes para levantar lo que describió como barreras que les impiden desarrollar todo su potencial.

"Si tengo la suerte de ser electa, siempre tendrán un campeón en la Casa Blanca", escribió la candidata demócrata.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP