Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

La candidata a la presidencia de Estados Unidos Hillary Clinton durante un acto de campaña el 27 de septiembre de 2016 en Raleigh, Carolina del Norte

(afp_tickers)

Hillary Clinton reapareció este martes con renovada energía tras un tenso debate con Donald Trump, acusándolo de ser "peligrosamente incoherente", mientras el millonario cortejaba el voto hispano en Miami.

En el avión que la llevó a un mitin en Raleigh (Carolina del Norte, sureste), una sonriente Clinton se mostró segura de haber dominado al magnate en el debate, una suerte de renacimiento para la candidata que sufrió de neumonía y estuvo dos semanas casi ausente de la campaña.

"Me sentí muy optimista", dijo a periodistas un día después de enfrentar cara a cara por primera vez a Trump, quien lució con frecuencia a la defensiva en el debate.

"Pero lo más importante es el temperamento, la capacidad y la calificación para tener el trabajo más importante y difícil del mundo, y creo que la gente anoche vio algunas claras diferencias entre los dos", afirmó.

La exsecretaria de Estado, de 68 años, atacó nuevamente a Trump al decir a votantes jóvenes en Carolina del Norte que mientras ella tenía políticas detalladas, "lo que escuchamos de mi oponente es peligrosamente incoherente".

Clinton y Trump chocaron sobre sus propuestas en torno a la economía y sobre el grupo Estado Islámico, pero también sobre sus contrastantes personalidades en un show televisivo observado por 84 millones de espectadores.

La demócrata, mejor preparada, recibió los laureles de los principales analistas políticos. Pero ambos bandos cantaban victoria tras el encuentro, mientras los sondeos marcan una paridad impensable hace solo semanas: la ventaja de Clinton evaporada.

En una campaña que ha desafiado las convenciones, polarizado al país y sacudido a la clase política, pocos pueden predecir con seguridad qué influirá a los votantes en las urnas el 8 de noviembre.

La exprimera dama tiene 43% de intenciones de voto frente a 41,5% para el empresario, según un promedio de sondeos realizado por el sitio Real Clear Politics.

- Trump en La Pequeña Habana -

A seis semanas de las elecciones, Trump viajó a Florida para cortejar a votantes latinos -que mayoritariamente prefieren a Clinton- en el vecindario de La Pequeña Habana de Miami, asistir a dos eventos de recaudación de dinero para intentar alcanzar los niveles del cofre de su rival y encabezar una gran manifestación.

"Anoche fue muy emocionante. Y casi todas las encuestas nos mostraban ganando el debate contra la tramposa Hillary Clinton. Grandes Ligas", dijo Trump en un mitin en Melbourne.

De hecho, Trump cita sondeos de escasa confianza realizados por internet. Según la encuesta inmediata de CNN, 62% de los entrevistados dieron la victoria a Clinton.

Trump se quejó ante Fox News de que el moderador Lester Holt no insistió en los "escándalos" de Clinton, en referencia a las polémicas sobre los correos electrónicos y el ataque a la embajada norteamericana en Libia.

Pero luego que Trump comentara sobre problemas con el micrófono, Clinton atacó: "Cualquiera que se queje sobre el micrófono no está teniendo una buena noche".

En el debate realizado en el auditorio de la universidad Hofstra, cerca de Nueva York, y ante decenas de millones de televidentes, Clinton repetidamente criticó la falta de idoneidad de Trump para ser presidente.

"Tú vives en tu propia realidad", dijo intentando proyectar una imagen de seriedad y experiencia.

Trump logró expresar su mensaje político, presentándose como el hombre del cambio contra la candidata del status quo.

"Hillary tiene experiencia, pero es mala, mala experiencia", dijo el millonario de 70 años.

Pero, señal de su inconformidad, prometió "golpear más duro" en el próximo debate, el 9 de octubre.

- Miss Universo, tercera protagonista -

Clinton se lució en política exterior, mientras que el empresario tuvo su mejor momento cuando mencionó las frustraciones de la población por la burocracia de Washington y el estado de la economía.

Trump acusó a Clinton y a la clase política por la pérdida de empleos, que se habrían trasladado a México y China, pero la demócrata lo acusó de haber "timado" a pequeños negocios a lo largo de su carrera.

El empresario también cayó en una trampa colocada por la demócrata, quien recordó sus insultos contra la exmiss Universo 1996, la venezolana Alicia Machado, a quien Trump calificó de "Miss Piggy" (Cochinita) y "Miss Ama de Casa".

"Se convirtió en ciudadana estadounidense, y te apuesto a que votará en noviembre", apuntó la exsecretaria de Estado.

En vez de ignorar la polémica, Trump, que hasta el año pasado era copropietario del concurso Miss Universo, redobló en sus críticas a Machado, martillando que la exmiss "engordó mucho y era un verdadero problema".

Si bien no reveló una tendencia clara de favoritismo por uno u otro candidato, al menos el debate parece haber incrementado el interés de los electores sobre cómo votar en noviembre.

Las búsquedas en Google por "registrarse para votar", en español, rompieron récord durante el debate y se convirtieron en la tercera frase de búsqueda del motor online en Estados Unidos, reportó The Washington Post.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP