Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

El Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, habla en el picnic del Congreso en jardines de la Casa Blanca en Washington, DC, el 22 de junio de 2017, observado por la Primera Dama Melania Trump.

(afp_tickers)

Los medios de comunicación estadounidenses volvieron al pasado este viernes cuando debieron cubrir una conferencia de prensa en la Casa Blanca en la cual el presidente Donald Trump prohibió las cámaras.

CNN, canal de noticias por cable, envió al dibujante Bill Hennessy, quien normalmente trabaja en los juzgados, a la famosa sala de prensa del ala oeste de la Casa Blanca.

En lugar de transmitir imágenes en vivo, CNN solo ofreció el audio de la sesión del portavoz de la Casa Blanca Sean Spicer con los periodistas.

Como imagen, CNN mostró los dibujos que había realizado Hennessy mientras resaltaba el hecho de que las cámaras habían sido prohibidas.

La administración Trump, que ha tenido muchos enfrentamientos con los medios, ha venido restringiendo la cobertura en los eventos informativos que se realizan en la Casa Blanca, no solo espaciando su frecuencia sino también prohibiendo que se tomen imágenes y en algunos casos incluso audios.

Spicer defendió esta decisión: "Es maravilloso para nosotros estar aquí y tener una productiva discusión política. Y lo importante no es tanto que se vea o no por televisión. Nosotros hemos estado disponibles para los medios muchas veces, y lo seguiremos estando".

Los asociación de corresponsales de la Casa Blanca no estuvo de acuerdo: "Creemos que los estadounidenses tienen el derecho de ver y escuchar a funcionarios del gobierno responder a preguntas formuladas por medios independientes, como lo establece la Primera Enmienda, y se necesita transparencia en los niveles más altos del gobierno", afirma en un comunicado.

AFP