Contenido externo

El siguiente contenido proviene de socios externos. No podemos garantizar al usuario el acceso a todos los contenidos.

Dos de los primeros 16 guerrilleros de las FARC indultados por el Gobierno colombiano, Carlos Ochoa y Sandra Isaza, en rueda de prensa el 21 de enero de 2016 en Bogotá

(afp_tickers)

Colombia liberó a los primeros 16 de 30 guerrilleros de las FARC indultados por el gobierno como reconocimiento a la "disminución de la violencia" de ese grupo armado, en el marco del proceso de paz para acabar con medio siglo de conflicto.

"Es un primer gesto unilateral del Gobierno luego de evaluar el cumplimiento del cese unilateral por parte de las FARC, la consecuente disminución de la violencia y los avances del proceso", dijo este jueves la estatal Oficina del Alto Comisionado de la Paz, en un comunicado sobre la excarcelación el miércoles en Bogotá.

El gobierno de Juan Manuel Santos indultó el pasado 22 de noviembre a 30 presos por delitos políticos como rebelión, integrantes de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC, comunistas), principal guerrilla del país, como gesto de confianza en las negociaciones que sostienen en La Habana desde noviembre de 2012.

Los nueve hombres y siete mujeres fueron liberadas de las cárceles de La Picota y El Buen Pastor de Bogotá. Ninguno está condenado por delitos graves y tendrán que comprometerse a no regresar a las filas de las FARC, según el gobierno.

Cuatro tienen permiso para viajar a La Habana como "ciudadanos autorizados formalmente por el gobierno para recibir información del contenido de los acuerdos alcanzados", agregó el texto.

Dos de los excarcelados, Sandra Patricia Isaza y Carlos Antonio Ochoa, instaron este jueves a la pronta liberación de sus compañeros y anunciaron que serán "promotores y promotoras de paz".

"Trabajaremos en una primera etapa por socializar los acuerdos logrados en La Habana", dijo a periodistas Isaza, una de las excarceladas que viajará a Cuba.

La cúpula de las FARC, que calificó el indulto como un "gesto positivo", pidió el domingo al gobierno que excarcele tanto a guerrilleros como a policías y militares enfermos presos por el conflicto, como una nueva medida "con un claro contenido humanitario" para ambas partes.

- "Veremos a las FARC en sociedad" -

A seis meses de la tregua unilateral decidida por las FARC el pasado 20 de julio, la liberación de los primeros guerrilleros indultados "es un gesto de construcción de confianza entre las partes", dijo a la AFP Jorge Restrepo, director del centro de estudios del conflicto CERAC.

"Por primera vez (en este proceso) veremos la construcción en sociedad de las FARC: veremos quiénes son, qué van a hacer y si participarán en política, porque se trata de indultos que no ponen en riesgo la seguridad", agregó.

Para la analista Angelika Rettberg, la liberación es una "concesión" del gobierno a la mesa de negociaciones.

Esto demuestra un "compromiso con los acuerdos de justicia" alcanzados el 23 de septiembre, en los que se contempla la amnistía a guerrilleros que no cometieron delitos graves, dijo esta experta en Construcción de Paz de la Universidad de los Andes.

En los últimos 55 días no se registraron acciones ofensivas violentas de las FARC, según el último informe mensual de CERAC sobre las medidas de desescalamiento del conflicto, conocido el miércoles.

Para la estatal Defensoría del Pueblo, que vela por los derechos humanos en Colombia, esto muestra un "panorama alentador" tras el cese del fuego de la principal guerrilla del país, con unos 7.000 combatientes según estadísticas oficiales.

El gobierno y las FARC, que esta semana acordaron solicitar al Consejo de Seguridad de la ONU una misión de verificación de la inminente dejación de armas por parte la guerrilla y el cese definitivo del fuego en Colombia, se comprometieron a sellar la paz definitiva el próximo 23 de marzo.

Hasta ahora, las pláticas en La Habana han alcanzado consensos parciales en tres puntos (desarrollo agrario, solución al problema de las drogas ilícitas y participación política de los rebeldes), y aun quedan por cerrar los relacionados con reparación y justicia para las víctimas, dejación de armas y fin del conflicto y refrendación de los acuerdos.

El conflicto colombiano, que comenzó como una sublevación campesina en los años 1960 y que ha involucrado a guerrillas, paramilitares y agentes del Estado, deja ya unos 220.000 muertos y seis millones de desplazados.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

swissinfo en español en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

Únete a la nueva página de SWISSINFO EN ESPAÑOL en Facebook

AFP