El comandante de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN en Afganistán, el general John Nicholson, aconsejó a los talibanes que participen en las negociaciones de paz propuestas para fin de febrero por el presidente afgano Ashraf Ghani.

"Es probablemente el mejor momento para ellos de intentar una negociación", dijo en la base aérea de Bagran, al norte de Kabul, a los periodistas que acompañan al secretario de Defensa estadounidense, Jim Mattis.

Los talibanes "ven lo que pasa. Y las capacidades (del ejército afgano) van a aumentar", señaló.

El presidente Ghani propuso a fines de febrero negociaciones de paz con los talibanes: estos podrían ser reconocidos como partido político si aceptan un alto el fuego y reconocen la Constitución de 2004.

Los talibanes rehúsan oficialmente todo diálogo con el gobierno afgano, que califican como marioneta de Washington. El martes Mattis afirmó que algunos de ellos están interesados en dialogar.

Según Nicholson los talibanes sufrieron muchas bajas desde que el presidente estadounidense Donald Trump decidió intensificar los bombardeos aéreos.

Sin embargo recuperaron mucho terreno desde la retirada de las tropas de la coalición internacional a fines de 2014 y asestaron severos golpes a las fuerzas afganas.

En octubre los talibanes controlaban o tenían influencia en casi la mitad de los distritos del país, dos veces más territorio que en 2015, según la agencia estadounidense SIGAR.

Neuer Inhalt

Horizontal Line


subscription form

Formulario para abonarse al Newsletter de swissinfo

Regístrese para recibir en su correo electrónico nuestro boletín semanal con una selección de los artículos más interesantes